Publicado: 04.02.2014 20:28 |Actualizado: 04.02.2014 20:28

El trabajo sigue bajando: un dato pésimo en enero

Con los últimos datos de afiliación queda claro que el Gobierno ha vendido la piel del oso antes de cazarlo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Cuando se publicaron los datos de diciembre del año pasado, refrendados luego por los datos de la EPA del último trimestre, desde el Gobierno se lanzaron las campanas al vuelo: la recesión se acaba, hemos pasado lo peor, son datos que auguran un cambio de tendencia...

Lamentablemente, hemos conocido la evolución de los afiliados en Enero y hemos descubierto que, como es habitual, el Gobierno ha vendido la piel del oso antes de cazarlo.

Para comenzar, el Régimen de Hogar y los autónomos son los únicos que aportan números negros a la maraña de números rojos; existe una clara infraocupación de personas que preferirían estar ocupando otra actividad pero que se conforman con lo que les facilita una cotización de mínimos.

Continuando, la única provincia española en la que la afiliación y el empleo crecen de verdad es... Jaen, que tiene 37.400 afiliados más que hace un año. ¿La buena gestión del Gobierno? No, las circunstancias climatológicas han hecho que este enero, al contrario que el del año pasado, concentre la cosecha de la aceituna.

Y por redondear la jugada, la Administración de defensa tiene 15.000 afiliados más y la educación 37.000. ¿Se está creando empleo en el sector público? Tampoco; desde hace tres años las Mutualidades de Funcionarios (Clases Pasivas, Justicia y Fuerzas Armadas) se declararon a extinguir y los afiliados que sustituyen a parte de los jubilados o traspasados a otras actividades deben darse de alta en Seguridad Social.

Si estas cifras hubieran servido de base para una correcta desestacionalización, las cifras de la afiliación hubieran registrado 100.000 afiliados que provienen de otras situaciones, y la comparación hubiera sido mucho más desfavorable.

Conclusión: Un dato pésimo que anticipa un invierno muy frío. Tan frío que hasta el día de hoy el Gobierno no ha facilitado los datos de los Presupuestos de la Seguridad Social del año pasado, señal inequívoca de que el silencio desmiente la propaganda. Y cuando la realidad esconde un buen titular, se esconde y ya está.

*Octavio Granado es exsecretario de Estado de la Seguridad Social