Publicado: 27.03.2014 10:14 |Actualizado: 27.03.2014 10:14

Los sindicatos convocan una marcha el 3 de abril contra los recortes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Cumbre Social, formada por CCOO, UGT, USO y buen número de asociaciones y colectivos de la sociedad civil, han vuelto a llamar a la movilización el próximo jueves 3 de abril en toda España para exigir al Gobierno de Rajoy una vez más el fin de los recortes sociales. Esta convocatoria viene de la Confederación Europea de Sindicatos (CES), que ha elegido estas fechas próximas a las elecciones al Parlamento Europeo para pedir a las fuerzas políticas de la Unión que acaben con el empobrecimiento de los ciudadanos y por la puesta en marcha de políticas públicas de empleo. El día 4 de abril, un día después de la convocatoria en España, habrá una gran marcha unitaria en Bruselas, en la que participarán Méndez y Toxo.

El objetivo, tanto a en España como a nivel europeo, es "denunciar la situación que están atravesando los trabajadores y exigir una serie de medidas que impulsen las inversiones en la UE para políticas públicas de empleo", según ha explicado a Público Ana Sánchez, secretaria de Política Social, Igualdad y Movimientos Ciudadanos de UGT. "Queremos que los políticos que sean elegidos en las próximas elecciones europeas se comprometan con esta serie de medidas para sacar a la gente de la pobreza", añade. La manifestación de Madrid será a las 18:30 del jueves e irá desde Cibeles a la puerta del Sol.

Con esta convocatoria, los sindicatos vuelven a salir a la calle para recuperar iniciativa, después de las últimas y masivas movilizaciones protagonizadas por las Marchas de la Dignidad, de las que se dicen que han sido las más numerosas en décadas y que no han contado con el respaldo de las cúpulas sindicatos.

En referencia a estas movilizaciones, euna rueda de prensa celebrada este miércoles, y recogida por Europa Press, el secretario general de CCOO Ignacio Fernández Toxo señaló que la delegada de Gobierno de Madrid Cristina Cifuentes se equivoca sancionando a los promotores de las Marchas de la Dignidad. "El poder político debería preocuparse de utilizar con contención los medios de represión de la Policía y de las leyes a la hora de dar respuesta a la movilización. La ciudadanía, más que acciones coercitivas, lo que necesita son medidas paliativas y de impulso de creación de empleo", ha añadido.

Además, consideró "lamentable" que el recuerdo del 22-M se centre más en los actos violentos que en el hecho de que "centenares de miles de personas se echaron a la calle para denunciar una situación de auténtica emergencia social". Con todo, culpó de los actos violentos del sábado tanto a los "errores políticos y policiales" como a quienes "parasitaron" las marchas por llevar acabo enfrentamientos, y ha querido dejar claro que los sindicatos "ni han amparado ni ampararán el ejercicio de la violencia que desnaturaliza la masividad y los objetivos de las movilizaciones".