Público
Público

Los sindicatos, seguros de hacer rectificar al Gobierno

Ambiente optimista en el último acto público antes de que hoy se celebre la huelga. Duras críticas a Esperanza Aguirre y Gerardo Díaz Ferrán por sus intervenciones previas al paro general

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

CCOO y UGT se dieron ayer en la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid su último baño de multitudes antes de que se iniciara la pasada madrugada la jornada de la huelga general. Y lo hicieron en un ambiente optimista en el que existía el convencimiento de que habrá un seguimiento importante del paro y, sobre todo, de que servirá para convencer al Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero de que rectifique sus políticas económicas, y especialmente la reforma laboral recientemente aprobada.

Tan seguro está del éxito el secretario general de UGT, Cándido Méndez, que cerró el acto asegurando: 'Vamos a ganar porque el Gobierno va a rectificar. El presidente es un experto en rectificar, no lo olvidéis'. Y él lo sabe bien porque estuvo muy cerca del jefe del Ejecutivo en sus primeros seis años en la Moncloa. También su colega de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, mostró este espíritu triunfalista, que un millar de seguidores (y escasos estudiantes) corearon al grito de 'huelga general'. Afirmó que, por mucho que ahora Zapatero intente 'de forma sibilina' hacer fracasar la movilización, acabará por dar un paso atrás y cambiará una ley laboral por otra. 'Que se mire en el espejo de sus antecesores en el Gobierno' y así se dará cuenta de que todos rectificaron después de una huelga general, y eso que en ninguno de los casos (ni con Felipe González en 1988 ni con José María Aznar en 2002) se había aprobado una reforma tan dura como ahora, dijo Toxo.

UGT y CCOO aseveran que no es un movimiento contra Zapatero

Y la obligación de dar marcha atrás sirve también para volver al diálogo, ese reto que se ha propuesto Zapatero para después de la huelga y que los sindicatos pusieron ayer en entredicho. 'Si previamente no rectifica' no habrá diálogo, aseguró Méndez, después de que Toxo hubiera asegurado en su intervención que 'para negociar hay que recuperar el crédito, y el Gobierno lo ha perdido'.

El representante de CCOO, como viene siendo habitual, fue más duro con Zapatero que el de UGT, aunque ambos reiteraron que esta huelga no es contra el presidente, sino contra sus políticas. Méndez aseguró que en absoluto pretende con esta huelga provocar la dimisión de Zapatero y pidió al presidente que 'dimita del avatar' (el personaje azul de la película de ficción de James Cameron) en el que se ha reencarnado y que vuelva a ser el que era.

Toxo, sin embargo, aseveró que es 'lamentable que actúe así alguien que asegura ser de izquierdas' y rechazó de plano la acusación de que esta huelga va a provocar un cambio de Gobierno y la llegada del PP al poder. 'No somos nosotros quienes vamos a traer a la derecha al Gobierno', dijo el secretario general de CCOO, quien recomendó al Ejecutivo que busque sus aliados en la izquierda del Parlamento, en lugar de pactar con un partido 'de derechas y, además, nacionalista'.

Méndez critica a Aguirre por usar la huelga general para luchar con Rajoy

Pero no fue Zapatero quien más críticas recibió ayer por parte de los sindicatos. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, y el presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, fueron las dianas de los mayores ataques. Cada uno de los seis intervinientes en el acto desde los responsables de educación en los sindicatos, hasta los máximos dirigentes, pasando por los regionales dedicaron duras palabras a la presidenta madrileña, a la que no perdonan que haya impuesto sin consenso unos elevados servicios mínimos (CCOO anunció que no los cumplirán y que los van a recurrir en los tribunales y UGT aseguró que están preparando una querella contra ella por prevaricación).

Méndez dijo que le había sorprendido que haya intentado en las últimas semanas 'robar el plano' al Gobierno central: 'Si quiere ser la alternativa en su partido, que se lo pelee con Rajoy y que no utilice la huelga general'.

Fernández Toxo acusa a Díaz Ferrán de ser el «piquete del miedo»

Toxo también dedicó parte de su discurso a recriminar la actuación de Aguirre, aunque sus mayores críticas fueron para Díaz Ferrán, a quien calificó como el 'piquete del miedo'. Al sindicalista no le gustaron nada las acusaciones del líder de la patronal de que los piquetes informativos se dedican a coaccionar a los trabajadores para que hagan huelga.

'Vaya uno que viene a dar lecciones a los demás', aseveró, y añadió que se trata de un empresario 'sin escrúpulos, que a las primeras de cambio no tiene ningún reparo en poner en la calle a los trabajadores, en cerrar sus empresas mientras pone a salvo su fortuna y que no paga las nóminas'. 'Eso sí es el piquete del miedo, no los informativos', aseveró Toxo, quien subrayó en Los desayunos de TVE que los sindicalistas no van hoy a coaccionar a nadie y tampoco van a romper lunas. 'Sabemos la trascendencia que luego tiene', dijo. Y animó a ir al paro 'para ganar el futuro'.

“Si permitimos que ahora Bambi se coma las lechugas y las coles de bruselas de nuestro huerto de derechos, después arrasará con las patatas y hasta con las berzas la piara de cerdos que está esperando a hacerse con el hueco de los trabajadores y que, ya conocéis a los cerdos, comen de todo y no dudarán en comerse al propio Bambi”. El secretario general de CCOO de Madrid, Javier López, fue ayer así de gráfico al explicar en la Facultad de Medicina por qué se debe ir a la huelga. Zapatero es Bambi –por eso el paro no es contra él, sino contra sus políticas– y los cerdos son los miembros del PP, liderados por Esperanza Aguirre, a quien su homólogo en UGT, José Ricardo Martínez, calificó de “bruja y pitonisa”.