Público
Público

Un skinhead arrepentido escapa de su pasado eliminando sus tatuajes

Bryon Widner decidió dejar de lado la persona que fue, pero sus tatuajes no le permitían escapar de su pasado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Escapar del pasado no siempre fue tan sencillo. Algo así debe de pensar Byron Widner, antiguo líder fundador del movimiento racista Alianza Nacional, que ha tenido que someterse a 25 cirugías a lo largo de 16 meses para borrar de su de su cara las pruebas de un pasado nazi, que le impedía conseguir una vida normal al lado de su familia (Puedes ver diversas fotos de Byron Widner).

Winder, que cuenta su historia al diario Daily Mail, afirma que tras casarse en 2006 con su mujer, Julie Winder, y tener un bebé,  intentó escapar de la persona que fue, pero sus tatuajes con símbolos brutales (una navaja ensangrentada, esvásticas, la palabra 'odio' estampada en sus nudillos...) le impedían comenzar una nueva vida porque nadie le contrataba debido a su imponente aspecto. Por eso, buscó en Internet la manera de eliminar de manera 'segura' sus tatuajes faciales, pero no resultó tan sencillo.

Las primeras soluciones que encontró eran muy caras y consistían en tratar la cara con ácidos. Algo muy arriesgado para un padre de familia que no tenía seguro médico y dos niños a su cargo.  

Finalmente,  su esposa optó por ponerse en contacto en 2007 con asociaciones de derechos civiles que ayudaban a personas que han estado en grupos nazis a olvidar su pasado racista y violento y construir una nueva vida . Así, mediante una asociación, una mujer conmovida por la historia de Winder le pagó las intervenciones láser valoradas en 35.000 dólares (25.000 euros).

Y aunque el camino no ha sido fácil, todo hombre tiene derecho a redimirse y comenzar una nueva vida.