Público
Público

Sobrepeso al nacer elevaría riesgo de ciertos tumores cerebrales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los bebés con sobrepeso alnacer (más de 4.000 gramos) tendrían alto riesgo de desarrollardos de los tumores cerebrales pediátricos más frecuentes,informó un equipo de investigadores en Alemania.

Los astrocitomas, que se forman en las células grandes delsistema nervioso, y los meduloblastomas, que suelen aparecer enla parte central o en los hemisferios del cerebro, representanla mitad de los tumores cerebrales pediátricos, señaló elequipo dirigido por el doctor Thomas Harder, de la Universidadde Berlín.

"Sorpresivamente, en ambos tipos de cánceres cerebralespediátricos, el sobrepeso al nacer estuvo significativamenteasociado con un aumento del riesgo de desarrollar los tumores",publicó el equipo en American Journal of Epidemiology.

Los autores hallaron esa relación tras analizar losresultados de ocho estudios sobre más de 1,7 millones de niñosmenores de 19 años.

Unos 4.000 de esos niños desarrollaron astrocitomas,meduloblastomas o tumores en las vías cerebroespinales delcerebro llamados ependimomas.

En los estudios sobre el desarrollo de astrocitomas, elequipo halló que por cada 1.000 gramos más de peso al nacer, elriesgo aumentaba un 19 por ciento.

Los estudios sobre los meduloblastomas también mostraron unriesgo significativamente alto en niños con sobrepeso al nacer,aunque el riesgo no parecía aumentar a medida que lo hacía elpeso, como sí ocurrió con los astrocitomas.

En cambio, el equipo no halló una relación entre el bajopeso al nacer y esos tipos de tumores; tampoco la identificóentre el peso al nacer y la aparición de los ependimomas en lapequeña cantidad de estudios sobre ese tipo de tumor.

Si estudios de seguimiento identificaran asociacionescausales entre el sobrepeso al nacer y los cáncerespediátricos, se deberían tomar medidas adecuadas para reducirla incidencia del exceso de peso en los bebés y, así, disminuirel riesgo de cáncer cerebral en los niños, concluyó el equipo.

FUENTE: American Journal of Epidemiology, 15 de agosto del2008