Público
Público

Solbes cree que el BCE debería ir más lejos y facilitar más liquidez a los mercados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pedro Solbes, consideró hoy que el Banco central Europeo debería "ir más lejos y facilitar más liquidez" a los mercados y por plazos "algo mayores" en el actual contexto de crisis financiera.

Por otra parte, Solbes consideró que en los próximos trimestres la economía española estará entre un 0,1 por ciento de crecimiento y un 0,1 por ciento de caída y el año que viene el crecimiento "también será bajo", en el entorno del 1 por ciento para el conjunto del ejercicio.

En una entrevista en Antena 3, Solbes reconoció que es posible hacer previsiones "más negativas", pero recordó que él no es banquero y prefiere que sus estimaciones de crecimiento, además de ser "realistas" puedan "generar más confianza en la economía.

Asimismo admitió que la recuperación será posible si no hay "sorpresas" como fuertes subidas del petróleo.

El ministro de Economía y Hacienda se mostró convencido de que las autoridades estadounidenses han acudido al rescate de su sistema financiero "muy a pesar suyo" porque "su convicción profunda era otra", pero "no han tenido más remedio" dadas las difíciles circunstancias en las que se encuentra dicho sistema.

Solbes señaló en cualquier caso que el modelo estadounidense es distinto al europeo y al español y expresó su deseo de que la operación de salvamento en Estados Unidos tenga éxito, lo que sería "enormemente positivo" en Europa y España.

El vicepresidente segundo apuntó que en el caso estadounidense "estamos hablando de mucho dinero", y el coste del rescate es similar al PIB español, además de reconocer que es "injusto" que los contribuyentes estadounidenses paguen ahora con sus impuestos los efectos de esta crisis financiera.

Ante quienes proponen una mayor intervención en España, Solbes recordó que el Gobierno ha tomado medidas para ayudar a determinadas actividades, si bien señaló que el Estado "no pude dedicarse a sustituir al sistema financiero".

En una unión monetaria como en la que se encuentra España, explicó, los problemas de liquidez no están en manos del Estado, sino del Banco central y de los mercados, y en este sentido dijo ser de los que piensa que el BCE debería facilitar más liquidez en estos momentos.

Asimismo expresó su confianza en que en los próximos meses haya un "comportamiento de los tipos de interés más favorable" para el actual contexto económico.

En el caso de la actuación del Gobierno español, "todo el mundo dice que se puede hacer más", admitió el ministro, quien no obstante consideró que muchas de las medidas que propone la oposición no son muy distintas de lo que ya esta poniendo en marcha el Ejecutivo.

El gran debate, reconoció, es si se puede bajar el Impuesto sobre sociedades, una medida que el PP insiste en pedir y sobre la que Solbes no tiene "nada en contra conceptualmente", si bien advirtió de que "las arcas del Estado en estos momentos no tienen margen" para esta rebaja.

Solbes admitió que la crisis financiera internacional que se está produciendo es la más grave que recuerda, y subrayó el hecho de que estén siendo los bancos tradicionales los que estén saliendo mejor parados, mientras que los de inversión, que han hecho "grandes operaciones de uno y otro tipo", son los que más están sufriendo.

Ante este contexto de crisis, el Gobierno aprobará el viernes unos presupuestos para 2009 que serán "austeros" y "solidarios" según Solbes, quien reconoció que muchos ministros "no están contentos" con estas cuentas, porque "han sido nombrados para hacer cosas" y si tienen menos dinero para ello "parte de sus planes se ponen en tela de juicio".

En cualquier caso advirtió de que lo importante en estos presupuestos es que haya una inversión adicional en actividad productiva, lo que reconoció que ahora es "difícil.

Por otro lado, Solbes rechazó las tesis que vinculan la crisis con la inmigración. "No hay que olvidar nunca que los inmigrantes han sido un factor fundamental para el periodo de crecimiento de estos años, señaló el ministro.

Recordó que los inmigrantes legales tienen los mismos derechos y obligaciones que los ciudadanos españoles, y por tanto pueden acceder al subsidio por desempleo y a otros recursos.

El vicepresidente también señaló que los inmigrantes "no siempre están compitiendo con los españoles" en la recepción de recursos o en la búsqueda de empleo, y en este sentido recordó que hay muchas actividades que "los españoles no tienen entre sus preferencias" y las ocupan trabajadores extranjeros.

Finalmente el ministro aseguró que su equipo está trabajando para ver "qué somos capaces de inventar este mes" en su propuesta del nuevo sistema de financiación autonómica, después de que el documento inicialmente presentado se rechazase.

No obstante recordó que cuando se trató de convencer a "unos y otros" y se buscó un "planteamiento general" las fórmulas que surgían volvían a parecerse al documento del Ejecutivo.