Público
Público

Un solsticio de verano muy brujo

El próximo sábado la localidad navarra de Zugarramurdi recuerda con rituales mágicos, música y un mercado artesanal porqué desde hace 400 años es "el pueblo de las brujas".

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

En Zugarramurdi la llegada del verano es sinónimo de rituales esotéricos, pócimas secretas y danzas mágicas. Y todo para recordar que hace cuatro siglos la oscuridad de sus cuevas servía de escondite a un grupo de mujeres que, reunidas en torno a una hoguera, adoraban al macho cabrío e invocaban conjuros. El sábado 18 de junio la famosa cueva de esta fronteriza localidad navarra recuperará el hechizo de los akelarres del siglo XVII y las brujas volverán a juntarse para celebrar su día y revivir, gracias a conferencias, música, un mercado artesanal y varias rutas y, por supuesto, mucha magia en las calles del pueblo y también en la cueva, los acontecimientos que la marcaron para siempre y que costaron la vida a varios vecinos en el Auto de Fe de Logroño de 1610, en plena Inquisición.

La fiesta en el conocido como 'pueblo de las brujas', solo apta para espíritus libres y curiosos, comenzará a las 11 de la mañana con la inauguración de un mercado de artesanía que se instalará en las calles del pueblo y que abrirá sus puertas al público con la alegre música del grupo de panderos y trikitixas de Urdazubi/Urdax y Zugarramurdi.

El Museo de las Brujas dará a conocer a lo largo del día la historia de la brujería en el País Vasco y Navarra en el siglo XVII a través de varias conferencias: Brujas de Zugarramurdi. Ficción y realidad, pasado y presente, a cargo de Mikel Fernando Hualde; La frontera, espacio del diablo, impartida por Marie Denise Marckert, mientras Xipri Alberbide será el encargado de la última charla titulada Las brujas ayer y hoy, en África y en nuestro entorno.

Por la tarde, la fiesta se vivirá en la calle, con espectáculos callejeros y actuaciones de danzas. Aunque el embrujo estará presente en cualquier rincón del pueblo, el escenario estrella de la jornada será la cueva de Zugarramurdi, a la que se han organizado dos visitas guiadas con sorginas (brujas) a las 13 y 18 horas.

Al anochecer, los duendes se colarán en la gruta para sorprender al público con una velada mágica. A las ocho tendrá lugar un ritual de ofrenda a cargo del grupo Teatrapalacalle en el que no faltarán pócimas secretas, conjuros secretos y fuegos artificiales. Y una hora más tarde, Zugarramurdi dará la bienvenida al solsticio de verano con un akelarre que trasladará a los asistentes a las reuniones de brujas que se celebraban en el siglo XVII.

Todos aquellos viajeros que se acerquen a Zugarramurdi para celebrar el Día de las Brujas también pueden aprovechar su estancia para realizar la Ruta de la Brujería, una ruta señalizada que suma 222 kilómetros y que se ha estructurado alrededor de cuatro itinerarios. El primero, titulado Las primeras persecuciones de la brujería navarra, abarca los valles de Roncal y Salazar y Orreaga/Roncesvalles. El segundo itinerario, Frontera, superstición y brujería, comprende la zona de Urdazubi/Urdax, Baztan, Cinco Villas, Bertizarana y Zugarramurdi, donde se descubren dos de los principales atractivos de esta ruta: las famosas cuevas y el Museo de las Brujas. El noroeste de Navarra es el protagonista del itinerario Montañas y cuevas, entre mitología y la brujería, excusa perfecta para conocer las poblaciones de Anocíbar, Allí, Areso, Intza y Olagüe y para adentrarse por los hermosos parajes que las rodean, llenos de bosques y pastizales. El último de los itinerarios, Brujos en tierras estellesas, lleva a la zona de Tierra Estella, en la que además de viñedos y hermosos rincones marcados por el Camino de Santiago, el visitante encontrará dos villas ligadas a la brujería: Bargota y Viana.


Día de la Bruja
Cuándo:
Dónde: