Público
Público

Standard & Poor's rebaja un escalón la calificación de España

La rebaja, con panorama negativo, se debe al débil crecimiento, a las ajustadas condiciones fiscales y la alta deuda del sector privado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Standard & Poor's ha rebajado la nota crediticia a largo plazo de España en un escalón, degradándola a 'AA-' desde 'AA' con panorama negativo. La agencia de calificación justifica su decisión en el débil crecimiento, las ajustadas condiciones fiscales y la alta deuda del sector privado.

La rebaja de la solvencia podría tener, además, un 'impacto negativo' en la calidad crediticia de los gobiernos regionales de Madrid ('AA' con perspectiva 'negativa') y Aragón ('AA' con perspectiva 'negativa'), así como al 'rating' de la ciudad de Barcelona ('AA' con perspectiva 'negativa').

Asimismo, también podría tener consecuencias negativas en la calificación del Instituto de Crédito Oficial (ICO) ('AA' con perspectiva 'negativa'), la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) ('AA' con perspectiva 'negativa'), la Corporación de Reservas Estratégicas de Productos Petrolíferos ('AA' con perspectiva 'negativa'), el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) ('AA') y el Fondo de Amortización del Déficit Eléctrico ('AA').

'A pesar de señales de resistencia en el desempeño económico durante 2011, vemos destacados riesgos a las perspectivas de crecimiento de España debido al alto desempleo, duras condiciones financieras, el aún alto nivel de deuda del sector privado, y la probable desaceleración económica en los mayores socios comerciales de España', dijo S&P en un comunicado.

S&P espera un continuo deterioro en la calidad de los activos del sistema financiero, mientras que la reforma laboral estatal incompleta contribuirá a un alto desempleo que pesará en la recuperación económica.

El pasado martes, la agencia de medición de riesgos rebajó la calificación de deuda a largo plazo de varias entidades españolas como el Banco Santander, el BBVA, Bankinter, Banco Sabadell, Ibercaja, BBK, la Kutxa y la patronal de las cajas. Asimismo puso en revisión negativa la calificación de CaixaBank y Bankia y de amenazar con recortar la nota del Banco Popular tras anunciar su fusión con el Pastor.

La agencia de calificación creiditicia Fitch se sumaba a estas rebajas y, por su parte, bajó la nota al Santander, Banesto, BBVA, Banco Popular, CaixaBank y Banco Sabadell. 

Hace una semana, Fitch rebajó en dos escalones la nota de solvencia de España, que pasó de AA+ hasta AA con perspectiva negativa.