Público
Público

Strauss-Kahn pide a la Unión Europea que haga más por Europa del Este

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn, instó hoy a la Unión Europea (UE) a tomar más medidas para sanear el sistema bancario y para ayudar a Europa del Este.

"Cuando se ve lo que pasó durante el fin de semana en la Unión Europea, uno se preocupa sobre la velocidad de la respuesta coordinada que necesitamos", dijo Strauss-Kahn en un discurso en la Institución Brookings, un centro de estudios independiente de Washington.

Los líderes de la Unión Europea rechazaron el domingo la creación de un fondo conjunto para ayudar a las economías de Europa del Este, donde la crisis tomó una virulencia especial.

"La preocupación sobre Europa del Este es grande y probablemente se tenga que considerar un enfoque más amplio al problema", dijo Strauss-Kahn.

Los líderes de la UE rechazaron la posibilidad de establecer un programa general para sus vecinos del Este y apuntaron que podría darse ayuda a esos países tras analizar caso por caso.

"La maquinaria política de la Unión Europea funciona bien a veces, pero parece ser un poco menos eficiente durante la tempestad", se quejó Strauss-Kahn, quien fue ministro socialista de economía de Francia.

Existe el peligro, según los expertos, de que los problemas de esa región se trasmitan al lado occidental del viejo continente por la amplia cartera de préstamos de bancos de Austria, Italia, Alemania y otros países a empresas y consumidores de Europa del Este.

La salud de la banca europea es una de las preocupaciones de Strauss-Kahn, quien dijo en su discurso que mientras que los países desarrollados se concentraron en impulsar paquetes de estímulo fiscal, el saneamiento del sistema bancario es su asignatura pendiente, particularmente en Europa.

Los mandatarios tampoco pueden confiar en que las cosas mejoren pronto por sí solas, en vista de los pronósticos del FMI.

Strauss-Kahn señaló que las perspectivas "sombrías" adelantadas por la entidad son ahora "probablemente demasiado optimistas".

El FMI predijo en enero que el mundo crecerá tan solo un 0,5 por ciento este año y que la zona euro se contraiga un 2 por ciento.

La entidad había augurado que la recuperación comenzaría a principios de 2009 o finales de 2010, pero ahora cree que ese repunte "será claramente en el curso de 2010, siempre que se apliquen las políticas correctas", dijo Strauss-Kahn.