Público
Público

Las subastas de deuda pública aplacan el miedo en las bolsas

El riesgo país de España cae 10 puntos tras la buena acogida de sus letras

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las subastas de deuda pública que se celebraron ayer en Europa dieron al traste con los rumores que se habían acoplado en los mercados durante los últimos días. Las bolsas llevaban más de cinco sesiones de caída, temerosas de que la ralentización de la economía, confirmada por la Reserva Federal de EEUU, fuera a desencadenar otra vez problemas de financiación en Europa.

De momento ese fantasma se aleja. Ayer la demanda de títulos de deuda pública irlandesa y española superó todas las expectativas, e incluso se redujo el precio.

En el caso español, el Tesoro colocó en el mercado 5.514 millones de euros en letras a 12 y 18 meses. Es decir, 15 millones por encima del objetivo más ambicioso. La demanda de títulos había superado los 15.296 millones. El precio también bajó, como viene siendo habitual en todas las subastas celebradas tras la publicación de los test de resistencia de la banca europea. El tipo de interés marginal pagado por el Estado español para las letras a 12 meses fue del 1,899%, frente al 2,249% de la emisión anterior de similares características celebrada el 20 de julio. Las letras a 18 meses se adjudicaron al 2,150%, 0,25 puntos porcentuales por debajo de la anterior subasta.

El riesgo país fue el principal beneficiado por el éxito de la subasta. Ayer bajó hasta los 173 puntos básicos, 13 por debajo del cierre del lunes.

'Este movimiento de huida del riesgo es exagerado y extrapola una recesión económica a nivel mundial'

El atractivo de la deuda pública de los países periféricos del euro tiene mucho que ver con la caída de la rentabilidad de bono alemán, que lleva más de dos días marcando la rentabilidad más baja de su historia. Es el efecto de la nueva oleada de miedo que se ha apoderado de los mercados durante los últimos días. El bono alemán en Europa y americano en el resto del mundo se han convertido en los refugios favoritos del dinero que huía de las bolsas ante la incertidumbre de la economía. 'Este movimiento de huida del riesgo es exagerado y extrapola una recesión económica a nivel mundial, algo que nosotros no esperamos, y una excesiva percepción del riesgo', aseguran los analistas de Banca March.

Por su parte, el comisario europeo de Economía, Olli Rehn, evitó ayer pronunciarse sobre la subasta del Tesoro español. Al ser preguntado por la venta de deuda pública, afirmó ser 'cauto y dubitativo' a la hora de comentar la evolución de los mercados financieros y aseguró que estaba pendiente de un 'análisis en profundidad' con su gabinete para analizar los resultados de la subasta. Informa desde Bruselas D. Fernández.

La bolsa reaccionó de inmediato a la buena aceptación de la deuda pública en el mercado. El Ibex 35 abandonó los números rojos por primera vez en cinco días y cerró con una subida del 1,08%, en 10.369 puntos.

Además de la subasta, los mercados recogieron el impulso que llegó de EEUU. Allí, el dato de producción industrial resultó mucho mejor de lo esperado y los supermercados Walmart, reportaron un beneficio del 6,6% superior al del mismo periodo del año anterior.

Pese a todo, la agencia de calificación Moody's volvió a advertir de problemas. Insistió en el deterioro de las economías occidentales, especialmente Reino Unido, aunque descartó una rebaja en sus máximas calificaciones.