Público
Público

Suecia inicia los festejos por la boda de la princesa Victoria

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El amor está en el aire en Estocolmo, con la capital sueca engalanada para la boda del 19 de junio entre la princesa Victoria, heredera del trono sueco, y su antiguo entrenador personal Daniel Westling.

La ciudad ya está en con ambiente festivo para su primera boda real desde el matrimonio del rey Carlos Gustavo XVI y la germanobrasileña Silvia Sommerlath en 1976. Las nupcias de Victoria culminarán el festival de música y cultura Love Stockholm.

todo el mundo habla de la boda", declaró Maggie Saliba, de 24 años, que trabaja en una tienda de ropa en Estocolmo. "De algún modo, se ha puesto de moda casarse. Ha creado mucho alboroto".

En los próximos dos días, invitados y realeza de todo el mundo llegarán al aeropuerto de Arlanda, en Estocolmo, renombrado "aeropuerto oficial del amor" para las celebraciones nupciales.

La lista de invitados es secreta, pero los medios han informado que entre los asistentes a la catedral de la capital sueca estarán el rey Harald de Noruega, la reina Margarita de Dinamarca y el príncipe Eduardo de Inglaterra, conde de Wessex.

Miles de personas abarrotarán las calles para celebrar cuando la pareja pase en un carruaje tirado por caballos antes de que la comitiva real cruce el puerto hacia el palacio para el banquete.

CON LOS PIES EN LA TIERRA

40.000 rosas, claveles, lilas y hortensias enviadas desde Colombia - se prevé que las celebraciones sean relativamente contenidas, en comparación con otras bodas reales.

El país apenas está saliendo de la peor recesión desde la II Guerra Mundial y el rey pondrá 10 millones de coronas (alrededor de un millón de euros) de su propio bolsillo de los costes de la boda, que se estiman en más del doble de esa cantidad.

Pero la estrategia conservadora sienta bien en un país donde la familia real se mantiene en un discreto segundo plano y donde la igualdad es un mantra.

cuyo nombre completo es Victoria Ingrid Alice Desiree, princesa heredera de Suecia y duquesa de Vastergotland -- es un buen ejemplo de la realeza moderna. Ha cursado estudios en Yale, en EEUU, ha trabajado en Naciones Unidas, completado un entrenamiento militar básico y su elección de un súbdito como pareja ha hecho que el país se encariñe con ella.

"Lo describiría como emocionante" declaró Lennart Soderstrom, de 61 años, un jubilado que verá la comitiva real en el casco antiguo de Estocolmo. "No procede de la realeza. Es un persona normal como tú y yo. Es simplemente fantástico".

El romance de cuento de hadas de la pareja también ofrece un marcado contraste con los escándalos que suelen dominar la información de la realeza en periódicos sensacionalistas en todo el mundo.

Pero mientras la princesa Victoria y Daniel Westling no han atraído titulares muy terribles, la familia real sueca no se ha librado de los paparazzi. La hermana pequeña de Victoria, la princesa Magdalena, y su hermano, el príncipe Carlos Felipe, han estado bajo un intenso escrutinio últimamente.

Este año, la princesa Magdalena canceló su compromiso con el abogado Jonas Bergstrom después de que medios noruegos informaran de que había sido infiel con una mujer que conoció en una discoteca de una estación de esquí. Los tabloides suecos también apuntan a una estrella de un reality de 26 años, que posó desnuda con una pitón, como la actual conquista del príncipe Carlos Felipe.