Público
Público

El SUP planta al príncipe y denuncia a Cosidó por prevaricación y malversación

El primer sindicato del cuerpo pone de manifiesto que se está favoreciendo a los mandos más altos de la jerarquía mediante la concesión de medallas con pensión, que definen como "elemento de corrupción&quo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una medalla sobre el uniforme y, en muchos casos, un suplemento económico. Así premia la Policía Nacional a los mejores agentes que se han jugado la vida o han sido heridos en acto de servicio. Pero, este año, muchos de los que recibirán el honor y la pensión no serán éstos, si no precisamente los que más cobran y ven la calle desde la ventana de sus despachos. El Sindicato Unificado de Policía (SUP), el principal del cuerpo con más de 30.000 afiliados, ha anunciado que este miércoles 2 de octubre, Día de la Policía, no asistirá a la gala de entrega de las medallas que será presidida por el príncipe Felipe y, además, denunciará al actual Director General del cuerpo, Ignacio Cosidó, por prevaricación y malversación con motivo de la entrega de la Cruz al Mérito Policial, al considerar que los premiados no lo son por sus méritos en el servicio sino por relaciones de favoritismo.

Según establece la Ley, la Cruz al Mérito Policial con distintivo rojo, que asegura el suplemento de 150 euros, se otorga a aquellos agentes que hayan resultado heridos en acto de servicio, a los que hayan participado en al menos tres actos en los que tuvieran que recurrir a sus armas o a los que hayan corrido un grave riesgo personal. Evidentemente, los que optarían a estos reconocimientos serían precisamente los agentes que están en las calles, los que participan o dirigen operativos de alto riesgo. Por eso, el SUP considera que otorgar las medallas a los altos mandos incumple la Ley. Es más, las tildan de 'elemento de corrupción que en los últimos años ha crecido de manera exponencial'.

El 9% de la jerarquía más alta recibirá el 72% de las medallas

Pese a que el SUP ya había anunciado que no asistiría a la gala y plantaría al príncipe para protestar por las condiciones laborales de los agentes y 'la falta de diálogo del Director general de la Policía, Ignacio Cosidó', su indignación ha aumentado este martes cuando han conocido los nombres de los que serán premiados el Día de la Policía. '¿Cómo es posible que las escalas más condecoradas sean aquellas que realizan su labor desde los despachos, mientras que quienes están en la calle no obtengan la misma recompensa? Hay algún Comisario Principal condecorado que nunca ha estado en la calle y nunca ha dirigido unidades operativas', se pregunta el sindicato en un comunicado.

Este año se conceden el mismo número de medallas (27) a la Escala Superior (comisarios) que a la Escala Básica (policías), sólo que la primera tiene 474 componentes y la segunda 57.378. O, lo que es lo mismo, el 9% del colectivo policial, formado por las escalas superior y ejecutiva, acaparan el 72% de las cruces pensionadas, mientras que el 90% del colectivo policial, apenas obtienen el 27%. Muchos agentes heridos en acto de servicio no recibirán condecoración alguna. Por esta razón, anuncian en una nota de prensa, van a denunciar 'al Ministerio del Interior, Dirección General de la Policía y a la Junta de Gobierno de esta última, por la presunta comisión de un delito de prevaricación y malversación de caudales públicos'.

Benito: 'Se han elegido a dedo siguiendo criterios políticos. Y esto ocurre desde que gobierna el PP'

'Esto es ilegal porque los que van a ser premiados no reúnen los méritos que exige la Ley', explica el portavoz del SUP José María Benito en declaraciones a Público. 'Se han elegido a dedo siguiendo criterios políticos. Y esto es una práctica corrupta', añade. Además, el informe presentado por el sindicato se hace una comparativa de las entregas de las medallas durante los últimos años en la que se observa una gran diferencia entre este año y los anteriores: mientras que antes la mayoría de condecoraciones iban, lógicamente, para los escalones más bajos de la jerarquía ahora, desde que ha entrado el PP en la Moncloa, la situación ha dado la vuelta. Y esto coincide con los años más duros de la crisis, como remarca Benito, 'con las rebajas de sueldos y el endurecimiento de condiciones para los agentes'.

Y el Gobierno ha tratado de dar una vuelta de tuerca más. Para evitar que Felipe no se encontrase con una gala en la que faltan todos los miembros de sindicato mayoritario del cuerpo han tratado por diversas vías de 'llenar los huecos vacíos', como denuncia también Benito. Han avisado a antiguos miembros del sindicato para que asistan, entre 'otros trucos'. Sin embargo, el SUP confía y se muestra convencido de que el miércoles serán pocos los agentes que se cuadren ante el príncipe.