Público
Público

Los supuestos ejecutores del atentado de Damasco confiesan su relación con la mayoría libanesa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La televisión siria ha mostrado las confesiones de los supuestos ejecutores del atentado que el pasado septiembre mato a 17 personas en Damasco, que han revelado que pertenecen al grupo terrorista Fatah al Islam, y que recibieron dinero de la mayoría parlamentaria libanesa.

El ciudadano sirio Abdul Baqi al Husein, conocido como Abu al Walid, se identificó como el encargado de la seguridad de Fatah al Islam, grupo que se dio a conocer en mayo de 2007 cuando protagonizó en el campo de refugiados palestino de Naher al Bared, en el norte del Líbano, unos cruentos enfrentamientos con el Ejército libanés.

Estos choques causaron la muerte de decenas de soldados y militantes islamistas.

En un programa emitido anoche, Abu al Walid confesó que tras lograr salir con vida de Naher al Bared, había regresado a Siria donde había reclutado a varios jóvenes para su causa.

Al Walid dio los nombres y nacionalidades de la gente con la que había entrado en contacto, la mayoría sirios, aunque también palestinos, iraquíes y yemeníes.

Asimismo, confesó que habían mantenido contactos con el partido político Grupo Futuro, presidido por Saad Hariri, líder de la mayoría parlamentaria libanesa y con un discurso marcadamente anti sirio.

El supuesto líder terrorista insistió en que Fatah al Islam había recibido fondos del Grupo Futuro a través del Banco Mediterráneo (Bank al Mutauasit) en el Líbano.

También comentó que habían conseguido dinero de distintas fuentes en Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Jordania, Yemen, Irak y Europa, aunque no ofreció más detalles.

Tanto el principal sospechoso, como otros detenidos aseguraron haber introducido armamento y munición desde el Líbano para atentar en Siria con el objetivo de "desestabilizar y debilitar el país".

El canal estatal también mostró imágenes del material supuestamente confiscado a los terroristas, entre el que se podían ver Kalashnikov, cinturones explosivos, munición, granadas de mano, así como una cantidad indeterminada de euros, dólares y libras sirias.

Entre los supuestos miembros del grupo apareció Wafa al Abasi, la hija del líder del grupo radical Fatah al Islam, Shaker al Abasi.

Abu al Walid también confesó que el vehículo utilizado en el atentado de Damasco del pasado 27 de septiembre en el que murieron 17 personas, era iraquí y había sido robado un día antes del ataque.

Asimismo, dijo el lugar donde había cargado de explosivos el coche y dio el nombre de la persona que lo había trasladado hasta el lugar de la explosión y que había activado la carga.

Además, explicó que entre los objetivos dentro de Siria había centros de seguridad y económicos, así como varios diplomáticos, entre los que se encontraban, al parecer, uno de nacionalidad italiana y otro británica, aunque no dio más detalles.