Público
Público

Los talibanes no frenan las urnas

A pesar de los ataques puntuales de la insurgencia los afganos acudieron a las urnas. En dos semanas se sabrán los resultados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Trabajadores cuentan las papeletas al cierre de los colegios electorales. AFP

Los afganos votaron este jueves al que será su nuevo presidente entre fuertes medidas de seguridad y la sombra de los talibanes y el fraude a sus espaldas. Cuando cerraron los colegios electorales, a eso de la una de la tarde en España, el balance era de 26 muertos, la mayoría de ellos insurgentes abatidos por las fuerzas de seguridad afganas o de la ISAF, y la sensación de que las mujeres acudieron a votar en gran número.

Así lo confirmaba Aleem Siddique, portavoz de la misión de Naciones Unidas para supervisar las elecciones. 'La asistencia de mujeres está fuera de nuestras expectativas. Desde esta mañana acudieron en masa a las urnas y se espera que la tendencia siga así todo el día. Es un cambio muy importante con respecto a las últimas elecciones'.

Siddique también confirmó que la tendencia al voto había sido muy superior en el norte en comparación con algunas provincias del sur y del sureste, en la frontera con Pakistán, altamente controladas por los talibanes.

Pese a la sugerencia del Gobierno de que no se informara sobre actos violentos, estos no dejaron de producirse. La insurgencia trató de boicotear los comicios por todos los medios. En Kabul, la capital, dos talibanes fueron abatidos a tiros. Un portavoz Talibán había amenazado con la presencia de 20 hombres infiltrados dispuestos a atentar contra los colegios electorales. Los combates más destacables se produjeron en la provincia de Baghlan, donde murieron 21 talibanes, según el portavoz de la Policía de esa región. Un jefe de Policía y un soldado norteamericano también murieron durante la jornada electoral.

En la ciudad norteña de Kunduz, capital de la provincia homónima, dos cohetes impactaron esta mañana cerca de un colegio electoral sin que se registraran víctimas. La explosión de una bomba destruyó además un cuartel policial en la vecina provincia de Tahar, donde dos presuntos terroristas suicidas que intentaron irrumpir en un colegio electoral fueron arrestados, según fuentes policiales.

Pese a todo ello, la mayoría de los colegios electorales pudieron abrir sin problemas. Siddique dijo que una 'vasta mayoría' de colegios habían estado en funcionamiento aunque no dio una cifra de cuántos estuvieron realmente abiertos de las 6.500 sedes electorales.

Las acusaciones de fraude que de las que se había hablado esta semana volvieron a la palestra cuando se comprobó que en algunos colegios, la tinta que se les ponía en el dedo a las personas que habían votado, se podía limpiar sin problema con detergente casero.  Este hecho fue negado tajantemente por el responsable de la comisión electoral independiente, Azizullah Loudin. 'La tinta que se está empleando en todos los colegios no se puede limpiar', dijo.

Los candidatos presidenciales más destacados votaron a primera hora de la mañana. Hamid Karzai lo hacía en un colegio deKabul cerca de las 10.30 horas. Dijo que las elecciones habían sido 'un gran éxito' pasado el mediodía. Asimismo, el presidente informó de que había habido un total de 73 ataques en 15 provincias.

Por su parte, Ashraf Ghani, el principal rival de Karzai dijo al votar queesperaba que entre todos pudieran 'arreglar todos los problemas a los que se enfrenta el país' y puso como ejemplo los disturbios poselectorales de Kenia y Zimbabwe. 'Debemos de evitar por todos los medios que eso ocurra aquí'. 

No está previsto que haya unos resultados fiables hasta dentro de dos semanas. Entonces se sabrá si Karzai ha conseguido el 50% de los votos necesarios para seguir gobernando o si, por el contrario, tendrá que enfrentarse a una segunda vuelta. Una encuesta en los medios esatdounidenses la semana pasada le daba al actual presidente el 44% de los votos, seguido de Aghani con el 25%. De confirmarse esta tendencia, el proceso no haría más que alargarse.

Desde occidente se ha aplaudido el desarrollo de las elecciones. La canciller aleman, Angela Merkel, dijo esta mañana que los comicios no hacían sino confirmar 'lo mucho que ha cambiado' el país en los últimos años.

El nuevo secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, alabó el desarrollo de las elecciones, 'la situación ha sido hoy mejor de lo que esperábamos',  dijo.

Al mismo tiempo descartó que el trabajo de las fuerzas internacionales en Afganistán esté cerca de acabar y mostró su convicción de reforzar el Ejército afgano. 'Debemos seguir contribuyendo a que las fuerzas de seguridad afganas lleguen a los 400.000 efectivos entre militares y policías', dijo. 'Está claro que esto nos va a costar un esfuerzo importante, pero debemos alcanzar la capacidad necesaria para que Afganistán pueda defenderse' por sí solo de los ataques de los talibanes.