Publicado: 10.12.2014 17:44 |Actualizado: 10.12.2014 17:44

El tenor Juan Diego Flórez canta a la paz bajo la cúpula de Barceló

El peruano cantará este miércoles en Ginebra en el primer "Concierto por la Paz", coincidiendo con el Día Internacional de los Derechos Humanos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El tenor peruano Juan Diego Flórez cantará este miércoles en Ginebra en el primer "Concierto por la Paz", coincidiendo con el Día Internacional de los Derechos Humanos y en el que debutará una orquesta sinfónica integrada en gran parte por niños y jóvenes músicos latinoamericanos de procedencia humilde.

"Esta será una gran oportunidad para transmitir un mensaje de cultura y derechos humanos, especialmente para los niños, con una orquesta fantástica formada por músicos que han llegado de todo el mundo, de los que ocho son peruanos", dijo Flórez en una rueda de prensa previa al concierto. "Son niños pobres, que viven situaciones de vulnerabilidad, pero que con la música han superado las dificultades, transformado sus vidas y ahora su horizonte es mejor", agregó.

La nueva Orquesta Sinfónica Harmonía está integrada por 54 músicos, la mayoría alumnos de programas socio-musicales en distintos países de Latinoamérica, como el Sistema Nacional de las Orquestas Juveniles e Infantiles de Venezuela o Sinfonía por el Perú, creado por Flórez. Otros proceden de programas similares que funcionan en Austria, Italia y Sudáfrica, así como de centros de formación musical en Estados Unidos y Suiza. Esta iniciativa por la paz fue llevada adelante por la Fundación ONUART, cuyo presidente, el exministro de Asuntos Exteriores español Miguel Ángel Moratinos, fue quien convocó a Flórez, así como al director español Pablo Mielgo, quien dirigirá la orquesta esta noche.

Moratinos explicó que "la idea es combinar la música con la pintura con un concierto anual por la paz" y por ello el concierto se celebrará en la Sala de los Derechos Humanos y la Alianza de las Civilizaciones del Palacio de las Naciones en Ginebra, sede europea de la ONU. Una sala que es el centro de los debates sobre derechos humanos en la organización internacional y una obra de arte en sí misma, con su grandiosa cúpula decorada por el artista español Miquel Barceló a modo de un mar agitado de intensos colores, que fue parte de una reforma total patrocinada por España.

Un evento en el que la estrella será el tenor peruano, a quien Moratinos quiso agradecer especialmente su participación: "no tengo palabras para subrayar el compromiso de Juan Diego Flórez desde que le hicimos esta propuesta". El espacio, pese a haber sido creado para fines distintos a los conciertos, ofrece una buena acústica, aseguró el tenor, quien tuvo que modificar su agenda artística y posponer un concierto en Finlandia para poder participar en este evento.

La primera prueba de la sala fue realizada por Flórez a finales de septiembre, lo que dejó poco tiempo para preparar un concierto de estas dimensiones, que será transmitido a 58 países a través de Eurovisión y en vivo en Colombia, Perú y España. "Lo que nosotros promovemos son los derechos humanos de los niños a través de la música. Conozco y trabajo con niños extremadamente pobres en Perú, pero con la música ellos cambian, piensan diferente, actúan diferente, son mejores en la escuela, son menos agresivos y tienen más autoestima", explicó.

En este concierto, Flórez estará también acompañado por las soprano sudafricana Pretty Yende, la egipcia Fatma Said y el bajo ruso Sergey Artamono, cuyos países también están auspiciando el evento. Ellos se apoyarán en la Orquesta Sinfónica Harmonía, "un nombre que tienen que ver con Harmonía, diosa de la unión. Creemos que es un nombre perfecto para un orquesta en la que están representadas veinte nacionalidades", explicó Mielgo.

La orquesta ha ensayado completa en un tiempo récord, apenas desde el sábado, confesó.El objetivo es no sólo juntar a niños -desde 10 años- y jóvenes de medios desfavorecidos, sino ponerlos al lado de algunos de los más destacados músicos del mundo. "Esta será la primera vez en la historia de la música clásica que esto va a ocurrir", aseguró Mielgo. Aunque sólo han tenido cuatro días completos de ensayos juntos, los resultados han sido espectaculares gracias a la mezcla de calidad musical y humana, con los mejores músicos, que han aceptado ajustarse a los que están en un nivel inferior.

Para Mielgo es "casi imposible pensar que algunos todavía se están iniciando en su instrumento", como ocurre -completó Flórez- con un cellista de la ciudad de Puno, en los Andes de Perú, "que tiene apenas un año y nueve meses tocando el cello". Este músico estará sentando al lado de un joven que, con 23 años, es uno de los cellistas más talentosos del mundo y discípulo de una de las leyendas vivas de este instrumento.

"Está es la verdadera convivencia de la orquesta, sin complejos", recalcó Mielgo. Sobre el futuro de esta orquesta, dijo que "considerando que hace sólo un mes que estamos trabajando juntos, es una pregunta que tendremos que ir contestando, pero la idea es continuar".