Público
Público

Tensión ante la ejecución inminente del británico Akmal Shaikh en China

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Tensión y ausencia de noticias presiden los momentos previos a la ejecución del ciudadano británico Akmal Shaikh, que podría convertirse hoy en el primer europeo ajusticiado en China en casi 60 años.

Shaikh, de 53 años, casado con tres hijos, conoció ayer, jueves, la noticia de que sería ejecutado hoy en Urumqi (noroeste de China), según informó la ONG Reprieve, algo que en principio estaba previsto para las 10.30 hora local (2.30 GMT).

El británico fue detenido en 2007 en posesión de cuatro kilos de droga y condenado a muerte un año después, ya que la ley china contempla la pena capital para todo aquel que sea detenido con más de 50 gramos de estupefacientes.

La agencia Xinhua emitió un comunicado en la hora a la que se suponía que Shaikh iba a ser ejecutado, aunque señalando simplemente que el Tribunal Supremo "había aprobado la ejecución", cosa que había sucedido el 21 de diciembre pasado.

La Embajada de Reino Unido en Pekín señaló a Efe que por ahora no se tiene más información que la que pueda aportar la agencia oficial Xinhua o los familiares del reo, dos de ellos (primos) desplazados a Urumqi para pedir clemencia.

El Tribunal Popular Intermedio de Urumqi, encargado de aplicar esta pena capital, no está disponible por vía telefónica.