Público
Público

El Tesoro anticipa más financiación para 2013: otros 4.250 millones

España aprovecha la antepenúltima subasta del año para seguir colocar deuda a un interés razonable

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Tesoro Público colocó este miércoles 4.251 millones de euros en bonos y obligaciones aprovechando la tregua instaurada en la crisis de la eurozona, que ha permitido que la prima de riesgo española se mantenga por debajo de los 400 puntos básicos pese a las dudas sobre la unión bancaria.

La subida de la rentabilidad en el bono a cinco años no empaña la buena colocación cerrada por el Tesoro, para la que las entidades han solicitado 9.295,86 millones de euros, lo que supone que el ratio de cobertura o proporción entre la demanda y el importe adjudicado ha sido de 2,1 veces. 

En concreto, el organismo colocó 2.124 millones en bonos con cupón del 3,75% y vencimiento el 31 de octubre de 2015, con una demanda que ha superado en 2 veces la oferta del Tesoro. El interés medio se ha moderado desde el 3,617% al 3,390%.

Además, ha emitido 1.004 millones en obligaciones con cupón del 4,60% y vencimiento el 30 de julio de 2019, con una demanda que ha superado en 2,5 veces la oferta del Tesoro (2 veces en la anterior ocasión). En este caso, el interés medio del papel ha subido un poco al pasar del 4,541% registrado en febrero (última vez que se emitió esta obligación) al 4,669% actual.

Finalmente, el Tesoro colocó 1.123 millones en obligaciones con cupón del 5,85% y vencimiento el 31 de enero de 2022. La demanda de este papel ha superado en 2,3 veces la oferta (1,9 veces en la anterior ocasión), y el tipo medio también ha bajado, al pasar del 5,458% al 5,290%.

Con esta emisión, el organismo adscrito al Ministerio de Economía sigue anticipando la financiación del año que viene, tras haber completado la de 2012, que cerró el pasado 8 de noviembre.

Ello permitía a España abordar las emisiones posteriores con tranquilidad y colocar en todas las subastas más importe del previsto y a menor interés. En los últimos días, la aprobación del último paquete de ayuda a Grecia terminaba de apaciguar a los mercados, aunque el fracaso del Ecofín para alcanzar un acuerdo sobre la unión bancaria, pospuesto hasta el 12 de diciembre, volvía a introducir tensión en el mercado secundario de deuda soberana.

La prima de riesgo, que mide el grado de confianza de los inversores en el país, caía por debajo de los 400 puntos básicos y se situaba en torno a 380, aunque a lo largo de la jornada de hoy e inmediatamente después de la puja rozaba de nuevo los 400.

El rendimiento del bono español a diez años, cuyo diferencial con el alemán del mismo plazo permite medir el riesgo país, pasaba del 5,3 % desde el 5,2 % de la víspera.