Publicado: 19.11.2013 11:08 |Actualizado: 19.11.2013 11:08

El Tesoro coloca deuda a corto plazo a tipos mínimos históricos

Ha colocado 4.455 millones en un contexto de elevada demanda de los títulos españoles e italianos tras la rebaja de tipos del BCE

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Tesoro Público español adjudicó el martes 4.549 millones de euros en letras a seis y doce meses, ligeramente más del máximo previsto, a tipos que cayeron a mínimos históricos en el plazo de un año. Los costes de financiación españoles se desplomaron en un contexto de política monetaria flexible del Banco Central Europeo y creciente optimismo sobre la economía del país.

En letras a seis meses, la tesorería estatal colocó 840 millones de los más de 4.455 millones solicitados, aplicando un tipo marginal del 0,500%, frente al 0,68% de la última subasta equivalente realizada el pasado octubre. El interés igualó al ofrecido en otra subasta en mayo de este año, que fue el más bajo desde marzo de 2010. A doce meses de plazo, acudieron solicitudes por valor de 6.879 millones, con una adjudicación final de 3.709 millones de euros a un tipo marginal del 0,713%, un récord a la baja para el Tesoro desde el nacimiento de las Letras en 1987.  La referencia más baja hasta ahora era el 0,73% de septiembre de 2009.

"Los tipos a corto plazo han caído a mínimos históricos, o al menos cerca de ellos. Con la tasa alemana cercana a cero, los diferenciales se han reducido drásticamente como consecuencia de la política del BCE en general y las mejoras entre los periféricos", dijo Nicolás López, director de análisis de M&G Valores.

La demanda de deuda española se ha incrementado de manera constante a lo largo del año, permitiendo al Tesoro acercarse a su objetivo de bonos de todo el año al buscar los operadores rendimientos relativamente altos entre los mercados de la periferia de la zona euro. El sorprendente recorte de tipos por parte del BCE en su última reunión ha impulsado aún más el apetito por el papel español e italiano.

El rendimiento de los bonos españoles a 10 años ha caído al 4,059% desde niveles récord de más del 7,6% en el apogeo de la crisis en el verano de 2012. La prima que los inversores pagan para comprar deuda española en lugar de alemana ha caído a su nivel más bajo desde mediados de 2011 desde principios de noviembre y se situaba el martes en los 238 puntos básicos.

Con todo, el Tesoro ha superado una nueva prueba en los mercados a pesar de la última advertencia lanzada por Bruselas a España, en la que le pedía nuevos ajustes para cuadrar el déficit del año 2014. Una vez superada esta emisión, el Tesoro volverá a los mercados el jueves para subastar un bono con vencimiento el  el 30 de abril de 2017. En esta subasta, el organismo espera captar entre 2.500 y 3.500 millones.

Hasta el momento, el Tesoro ha captado 117.100 millones de euros en deuda a medio y largo plazo dentro del programa de financiación regular, lo que supone un 96,5% de la emisión prevista para todo el año (121.300 millones). El coste medio a la emisión se situó a cierre de octubre en el 2,57%, por debajo del 3,01% registrado a finales de 2012.