Público
Público

Un tifón azota Filipinas y causa cerca de 60 muertos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Cerca de 60 personas han muerto producto de un poderoso tifón que azotó el sábado la principal isla filipina de Luzón, provocando un apagón en la capital Manila y la suspensión de los vuelos comerciales, dijeron miembros de los organismos de emergencia.

La televisión exhibía casas bajo el agua de ríos desbordados, gente en los techos pidiendo ayuda y multitudes varadas en las calles inundadas de Manila, mientras la tormenta provocaba vientos de 100 kilómetros por hora (kph), con 341 litros por metro cuadrado en sólo seis horas.

La presidenta Gloria Macapagal Arroyo llamó al país a donar ropas, mantas, alimentos y agua potable para las cientos de familias afectadas, muchas de ellas todavía aferradas a los techos o atrapadas en áreas sumergidas, esperando rescate.

"Pido a nuestros compatriotas, especialmente a los residentes de Manila y de otras provincias en el paso del tifón, que por favor estén tranquilos, que sigan las instrucciones de los funcionarios locales y de las autoridades de defensa civil", dijo Arroyo en un mensaje televisado.

Al menos 47 personas murieron en la provincia de Rizal, al este de Manila, principalmente ahogadas, dijeron cadenas de radio que citaron al gobernador local.

Otras once personas perdieron la vida por derrumbes de paredes e inundaciones en la capital, comentaron funcionarios.

Las autoridades cerraron las operaciones de los aeropuertos locales e internacionales, lo que dejó varados a miles de pasajeros. Un comunicado señaló que las operaciones no se reanudarían hasta el domingo.

Funcionarios de emergencia declararon "estado de catástrofe" para la capital y otras 25 regiones de la isla principal de Luzón, para acelerar los trabajos de rescate, contención y rehabilitación.

Negocios y centros comerciales cerraron temprano y los hoteles locales se colmaron de cansados viajeros.

El tifón se movía con dirección oeste-noroeste y se esperaba que llegue al Mar del Sur de China el domingo por la noche o el lunes por la mañana, dijo en una radio local el director de meteorología, Nathaniel Cruz.