Público
Público

Tomas recobra fuerza de huracán y azota campamentos en Haití

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Matthew Bigg

La tormenta tropical Tomasrecuperó la fuerza de huracán y se movía entre Cuba y Haití elviernes, inundando al empobrecido país caribeño y amenazando alos atestados campamentos de sobrevivientes del terremoto deenero.

Algunos residentes de campamentos buscaron refugio confamiliares o amigos en estructuras más seguras, como escuelas yedificios públicos, pero la mayoría se amontonó en sus tiendasde campaña y casas de lona mientras caía la lluvia.

"Llovió, pero fue una noche normal y dormí", dijo elvendedor de helados Zaporte N'Zanou, quien pasó la noche en unacarpa en el gran campamento de refugiados del sismo Champs deMars, frente al devastado palacio presidencial en la capitalhaitiana, Puerto Príncipe.

Con la amenaza de Tomas desde el sur, Naciones Unidas yotras agencias asistenciales estaban en alerta máxima ante elriesgo de una nueva emergencia humanitaria en el país, que yaestá enfrentando una mortal epidemia de cólera y la masivadestrucción causada por el sismo del 12 de enero.

A las 8.00 hora local (1200 GMT), Tomas se movía condirección noreste al oeste de Haití, a unos 255 kilómetros (km)de Puerto Príncipe, con vientos máximos sostenidos de 135 kmpor hora (kph), dijo el Centro Nacional de Huracanes de EstadosUnidos (CNH).

Previamente había recuperado fuerza sobre el Mar Caribe,como un huracán de categoría 1 en la escala Saffir-Simpson decinco etapas, en un trayecto que podría llevarlo cerca o sobreel este de Cuba, las Islas Turcas y Caicos y el sudeste de LasBahamas.

El presidente haitiano, René Preval, instó por la radionacional el jueves a los ciudadanos a tomar precauciones yseguir las recomendaciones de evacuación de cara a laspoderosas ráfagas de viento, la creciente marejada y laslluvias torrenciales.

"Protejan su vida", dijo el mandatario a los haitianos.

El CNH, basado en Miami, dijo que la principal amenaza deTomas eran las poderosas precipitaciones, que podrían producirinundaciones repentinas y mortales deslaves en Haití, donde ladeforestación masiva ha dejado a las colinas y montañas casisin vegetación.

El terremoto de enero dejó más de un cuarto de millón depersonas muertas en Haití, el país más pobre del HemisferioOccidental. Cerca de 1,3 millones de sobrevivientes aún vivenen campamentos improvisados de carpas en espacios abiertos dela destruida capital.

Con la amenaza de la tormenta y la propagación de laepidemia de cólera, Haití enfrenta importantes problemas amenos de un mes de las elecciones presidenciales y legislativasdel 28 de noviembre. Funcionarios electorales no se hanpronunciado acerca de postergar las votaciones.

"EN MANOS DE DIOS"

Quienes durmieron en campamentos se prepararon para unanoche miserable ya que la lluvia caía constantemente. Cadacampamento tiene un comité a cargo de mantener el orden yvarios líderes señalaron que estaban tratando de aliviar lascondiciones de los más vulnerables.

"Estamos colocando a las personas viejas y a las familiasjóvenes en el refugio de la Cruz Roja", dijo Yves-Marie Sopinen un campo de alrededor de 5.000 personas en el terreno de laresidencia del primer ministro.

"No hemos tomado precauciones. Estamos en manos de Dios",declaró Ave Lise Mesila, en su carpa de lona blanca.

Naciones Unidas dijo que es casi seguro que la tormentaagrave la epidemia de cólera que ha causado la muerte de 442personas y ha contagiado a más de 6.700 hasta ahora, segúncifras del Gobierno.

Tomas pasó como huracán por las islas del este del Caribedurante el fin de semana, provocando la muerte de al menoscinco personas en Santa Lucía. Varias personas más seencuentran desaparecidas.

Las advertencias de huracán de hecho fueron para Haití, lasislas Turcas y Caicos, parte de las Bahamas y Cuba.

República Dominicana incrementó el viernes las medidas deprevención colocando bajo alerta de huracán a gran parte de susprovincias, mientras que torrenciales aguaceros caían desde lanoche del miércoles en diferentes puntos del país.

Cientos de dominicanos fueron movilizados preventivamentede zonas vulnerables a inundaciones por desbordamientos de ríosy arroyos.