Público
Público

La tormenta Ida interrumpe la producción de energía EEUU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una debilitada tormenta tropical Ida empapó el martes la costa estadounidense del golfo de México y las instalaciones petroleras allí radicadas, interrumpiendo casi el 30 por ciento de su producción.

Ida, que llegó a ser un huracán de categoría 2, tocó tierra estadounidense por primera vez alrededor de las 06:40 hora del este (11:40 GMT) en Dauphin, isla frente a la costa de Mobile, Alabama, llevando vientos máximos sostenidos de 75 kilómetros por hora.

El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (CNH) dijo que la tormenta se estaba trasladando hacia el interior sobre la bahía de Mobile. Estaba previsto que después de tocar tierra la tormenta se debilitara mientras se dirigía al este sobre el norte de Florida.

Con el debilitamiento de Ida, la mayoría de las instalaciones energéticas de la zona no sufrirán daños, dijo Jim Rouiller, meteorólogo experto en energía de la pronosticadora privada Planalytics.

Rouiller agregó que para el martes habría operaciones normales en la región productora de energía.

Los precios del petróleo bajaron a 79 dólares el barril después de que Ida fuera degradada a un huracán de categoría 2.

La Guardia Costera cerró el puerto de Mobile, deteniendo el tráfico en la bahía, y las autoridades cerraron escuelas y oficinas del Gobierno en los condados costeros de Alabama y Florida tras ordenar la evacuación de residentes en zonas propensas a inundaciones por la tormenta.

El canal de televisión WWL de Louisiana informó de que un hombre de 70 años permanece desaparecido después de que una ola volcara su bote mientras intentaba ayudar el lunes a otros dos navegantes en el río Mississippi.

El lunes, un helicóptero de la Guardia Costera estadounidense rescató a dos trabajadores de una plataforma petrolera situada unos 130 kilómetros al sur de Nueva Orleans.

Ida, que durante el lunes fue degradada a tormenta tropical, representa la primera amenaza seria de la temporada de huracanes del Atlántico 2009 para el golfo de México y su producción de petróleo y gas natural. Además, obligó a algunas compañías a cerrar sus plataformas marinas y a evacuar a su personal.

RECORTES ENERGÉTICOS

El Servicio de Administración de Minerales dijo que Ida había provocado el cierre de un 29,6 por ciento de la producción de petróleo y un 27,5 por ciento del bombeo de gas.

Los mercados de energía han sido muy sensibles a los ciclones en el golfo desde las devastadoras temporadas de 2004 y 2005, cuando tormentas como Katrina interrumpieron la actividad en Estados Unidos y afectaron los precios del combustible.

El puerto petrolero costero de Luisiana, el único terminal en Estados Unidos capaz de recibir a petroleros de gran tamaño, suspendió las descargas desde buques debido al agitado movimiento del mar. Independence, una importante instalación marina de procesamiento de gas natural, también se cerró.

En el golfo de México se produce cerca de un cuarto de la producción de petróleo de Estados Unidos y 15 por ciento de la de gas natural. Además, en la costa del Golfo se ubica el 40 por ciento de la capacidad de refino del país.

Hay alerta de tormenta tropical desde Grand Isle, Luisiana, hasta Aucilla River, Florida. Unos 2,8 millones de residentes de los estados de Luisiana, Mississippi, Alabama y Florida podrían sentir los efectos de la tormenta, dijo la Oficina del Censo de Estados Unidos.

La zona de alerta incluye la ciudad de Nueva Orleans, que aún se recupera de la devastación provocada por el huracán Katrina en 2005.

En El Salvador, los ríos superaron de sus cauces y las faldas de algunos cerros colapsaron debido a las persistentes lluvias que dejó el paso de Ida, aislando algunas zonas del interior del resto del país y causando 124 muertos.