Público
Público

Las trabajadoras autónomas resisten mejor la crisis que los varones, según ATA

Durante el pasado año, 38.146 varones dejaron de cotizar en Régimen de Autónomos de la Seguridad Social (RETA) frente a 6.373 mujeres. Aunque, desde mayo de 2008 a diciembre de 2012, se ha reducido en 63.500 el número de muj

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El número de mujeres autónomas se ha reducido en 63.500 desde mayo de 2008 a diciembre de 2012, coincidiendo con los años de crisis, según datos aportados este miércoles por la organización de autónomos ATA con motivo de la celebración este viernes del Día Internacional de la Mujer.

En total, en estos cinco años se han dado de baja como autónomos 386.028 trabajadores, el 83,5% de ellos varones, frente al 16,5% de mujeres.

El ritmo de pérdida de empleo autónomo masculino desde el inicio de la crisis ha más que duplicado al experimentado por las mujeres. Así, desde mayo de 2008 el número de autónomos varones se ha reducido un 14%, frente a la caída del 5,7% en las mujeres. En esta línea, el empleo autónomo femenino tuvo en 2012 un comportamiento 'mucho más positivo' que el de los varones, pues mientras el número de emprendedoras cayó un 0,6% respecto a 2011, el de hombres emprendedores bajó tres veces más, el 1,9%.

En términos absolutos, durante el año pasado 38.146 varones dejaron de cotizar en el Régimen de Autónomos de la Seguridad Social (RETA), frente a tan sólo 6.373 mujeres.

En todas las comunidades, la evolución de la afiliación masculina en 2012 fue más negativa que la femenina, a excepción de Cantabria, donde ambos sexos recortaron su afiliación en la misma proporción (-1,8%). El número de emprendedoras bajó en doce comunidades autónomas, mientras que el de emprendedores se redujo en las diecisiete autonomías.

Las mujeres representan el 32,6% del total de autónomos en España, frente al 31,1% que representan en la Unión Europea, cifra que supera las de Italia (28,7%), Grecia (29,9%), Francia (30,5%), Bélgica (31,1%) y Alemania (32,2%).

Las empresarias españolas tienen mayor presencia que los hombres en prácticamente todos los sectores económicos, a excepción de la construcción, la agricultura, la industria, el transporte y las comunicaciones. Así, porcentualmente, las mujeres autónomas tienen mayor peso que los hombres en el comercio; la hostelería; las actividades profesionales, científicas y técnicas; las sanitarias; las administrativas; las financieras y de seguros; las artísticas, y las actividades inmobiliarias.

La responsable del área de la Mujer de ATA, Ana Cabrero, ha destacado que estos datos evidencian que los negocios iniciados por mujeres 'aguantan mejor las épocas difíciles'. No obstante, Cabrero ha recordado que el tejido productivo español 'sigue capitaneado por hombres' y que es necesario que desde la Administración se apoye también el autoempleo femenino.