Público
Público

Los trabajadores de Iberia aseguran que no habrá paros durante las fiestas de Navidad

Los sindicatos acuerdan volver a recurrir a la mediación para intentar atajar un conflicto que, señalan, "sigue vivo". La compañía pretende despedir a 4.500 empleados y una reducción salarial de entre el 25

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

No habrá huelga de Iberia en las fiestas navideñas. Los seis sindicatos con mayor representación en Iberia –CCOO, UGT, USO, Asetma, Sitcpla y CTA Vuelo– han acordado este martes no convocar ninguna jornada de huelga hasta, al menos, el 7 de enero de 2013. Asimismo, han convenido pedir una nueva mediación al Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje (SIMA) que, en caso de fallar, ha asegurado Antonio Escobar, presidente de Sitcpla, podría 'provocar la convocatoria de otros paros'. 'No habrá ninguna movilización hasta el 7 de enero. Esa es la fecha de arranque, aunque no dudamos de que a esa podrían seguirle otras', ha remachado este representante sindical. 

Este acuerdo llega después de que ayer de que los representantes de los trabajadores de la compañía decidieran desconvocar los paros previstos para este viernes y los días 17, 18, 19, 20 y 21 de diciembre en respuesta al plan de reestructuración de la empresa, que incluye el despido de 4.500 profesionales. Todo ello a pesar de que la reunión mantenida ayer con los directivos de la aerolínea acabó sin acuerdo. 

'Tras la desconvocatoria, la pelota está en el tejado de Iberia. La compañía debe aprovechar este tiempo para buscar la renaturalización de unas relaciones laborales muy deterioradas desde los últimos dos años y medio', ha asegurado Escobar que ha señalado que, a pesar de la interrupción temporal de las movilizaciones, el conflicto 'sigue vivo'. 

beria señaló que acudiría a la reunión de este lunes –celebrada en el Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje (SIMA)– con el objetivo de 'intentar la desconvocatoria de una huelga que considera innecesaria y desproporcionada, teniendo en cuenta que ha mostrado su disposición de negociar el plan de transformación'. Ese plan prevé el recorte de 4.500 empleos y una reducción salarial de entre el 25 y el 35%, además de una disminución de rutas del 15% y de la flota (25 aviones menos), y la segregación de actividades de mantenimiento y servicios en tierra. 

Sin embargo, los sindicatos creen que el plan supone el desmantelamiento de la compañía en favor de British Airways, con la que se fusionó en enero de 2011 dando lugar a International Airlines Group (IAG), tercer grupo de transporte aéreo de Europa y el sexto del mundo en términos de facturación. Los representantes sindicales aseguran que los trabajadores están dispuestos a sacrificios siempre y cuando vayan acompañados de un plan de viabilidad.

También piden medidas de disminución de plantilla alternativas a los despidos (prejubilaciones, bajas incentivadas o recolocaciones diferidas), que Iberia Express permanezca dentro de Iberia y que no se segreguen las unidades de mantenimiento y servicios en tierra.