Público
Público

El transbordador espacial Discovery aterriza en Florida

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El transbordador espacial Discovery voló el sábado a través de cielos parcialmente nublados para aterrizar a salvo en Florida, terminando una exitosa misión de 13 días a la Estación Espacial Internacional.

El comandante Lee Archambault guió al Discovery hacia una pista del Centro Espacial Kennedy en Florida, tocando tierra poco antes de las 19:15 hora GMT, a pocos kilómetros del lugar, desde donde despegó el 15 de marzo.

El transbordador dejó el último trozo de la columna de la estación espacial, una viga de 300 millones de dólares (unos 225 millones de euros) y 14.000 kilos que contiene el cuarto y último conjunto de paneles solares.

El nuevo miembro de la tripulación, Koichi Wakata, también se quedó en el espacio, convirtiéndose en el primer astronauta japonés en vivir en la construcción orbital de 100.000 millones de dólares.

La NASA dejó pasar una primera oportunidad para aterrizar debido a las malas condiciones climáticas en el Centro Espacial Kennedy, retrasando el regreso a casa del Discovery y forzándolo a viajar otra vez alrededor de la Tierra. El clima mejoró lo suficiente para un aterrizaje a las 19:15 GMT.

CAMBIOS EN LA ESTACION

Mientras los astronautas esperaban un cambio de clima, la tripulación de la estación espacial supervisaba la llegada de un nuevo grupo de visitantes.

El comandante entrante de la estación, Gennady Padalka, condujo la nave Soyuz a la plataforma de acoplamiento a las 13:05 GMT, tras tomar el control manual cuando el sistema automático falló, dijo el portavoz de la NASA Rob Navias.

La Soyuz consiguió acoplarse antes de lo esperado. Junto a Padalka, que regresando para un segundo período como comandante de la estación, el físico de la NASA Michael Barratt y el ex ejecutivo de Microsoft Charles Simonyi también iban a bordo de la nave.

"Fue un vuelo realmente dulce. El acoplamiento fue un poco emocionante", dijo Barratt durante una conversación por videoconferencia con su familia, amigos y responsables en el centro de control ruso en las afueras de Moscú poco después de llegar a la estación.

Barratt también le deseó un feliz aniversario a su esposa y le dijo "Gracias por dejarme hacer esto".

La magia de la microgravedad era evidente en el rostro de Simonyi, de 60 años, quien pagó a los rusos 35 millones de dólares por un segundo viaje a la estación.

Padalka y Barratt intercambiaron puestos con el comandante saliente de la estación espacial Michael Fincke y el ingeniero de vuelo Yury Lonchakov, que volverán a la Tierra junto con el turista multimillonario Simonyi el 7 de abril.

La próxima misión del transbordador de la NASA será un vuelo de servicio al telescopio espacial Hubble y está programado para el 12 de mayo.