Público
Público

Los trasplantes renales serían seguros en los pacientes con VIH

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Gene Emery

Las personas infectadas con el virus delsida pueden recibir un trasplante renal de manera segura, segúninformaron investigadores.

El hallazgo, publicado el jueves en New England Journal ofMedicine, es una buena noticia para las personas con VIH queson más propensas a la enfermedad renal, en parte por losfármacos que deben tomar para mantener el virus bajo control.

Antes de que los cócteles de medicamentos convirtieran alVIH de una sentencia de muerte a una condición crónica, lospacientes no podían recibir un trasplante de riñón. Pero ahorapueden.

"La supervivencia del paciente y del injerto es realmentebastante buena y se aproxima a la de la población general",dijo el doctor Peter Stock, de la University of California enSan Francisco, quien dirigió el estudio.

Con todo, las noticias no son todas buenas. Las tasas derechazo fueron entre dos y tres veces mayores de lo normal, loque sorprendió a Stock.

"No fueron tan drásticos y pudimos revertirlos", indicó elexperto. "Aunque sabemos que cada episodio de rechazo se llevaun poco de vida del riñón. Por lo que en vez de durar 20 años,podría durar 15. Por eso es tan importante resolver eso",añadió.

El equipo de Stock estudió a 150 pacientes tratados en 19centros médicos de Estados Unidos.

Los pacientes, que fueron seguidos por hasta tres añosdespués de sus trasplantes, tuvieron una tasa de supervivenciaa un año del 95 por ciento y del 88 por ciento a tres años.

El 90 por ciento de los riñones aún funcionaban después deun año y el 74 por ciento seguía en marcha a los tres años.Esas tasas de éxito se encuentran entre lo que se esperaríapara todos los receptores y los mayores de 65 años.

Once de los 150 pacientes murieron. Las muertes fueroncausadas por problemas cardíacos, cáncer en el riñón másantiguo e infecciones bacterianas y pulmonares.

Stock dijo que no había evidencia de que el proceso detrasplante provocara un resurgimiento del virus del sida,aunque inicialmente el número de glóbulos blancos protectoresdecae.

"El VIH simplemente no avanza", dijo Stock, quien agregóque el mismo efecto se observó entre los receptores detrasplantes de hígado.

En el pasado, los médicos temían que los fármacosnecesarios para prevenir el rechazo renal pudieran interferircon los medicamentos que mantienen el VIH bajo control.

DISPLAY CONNECTORS, SL.