Público
Público

Tratamiento de fertilidad no es tan efectivo en mujeres obesas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Amy Norton

Las mujeres obesas bajotratamiento de fertilización in vitro (FIV) serían un 50 porciento menos propensas que las de peso normal a tener un bebé,sugiere un estudio realizado en Estados Unidos.

Expertos del Brigham and Women's Hospital evaluaron a 1.700mujeres.

Las obesas tendían a tener niveles de estrógeno más bajos ya producir menos óvulos para fertilizar normalmente, dosmotivos por los que serían menos propensas a tener un bebé porFIV.

Se sabe que la obesidad altera la capacidad de concebirnaturalmente. Aun así, "existe gran incertidumbre y debatesobre cómo afecta los resultados de la FIV", dijo la doctoraDivya K. Shah, autora principal del estudio.

Los nuevos hallazgos, agregó la experta, sugieren que "losóvulos de las mujeres obesas no se podrían fertilizar tan biencomo los de las mujeres con peso normal". Cualquiera sea elmotivo, "el mensaje" es que las mujeres traten de lograr unpeso saludable antes de iniciar la FIV.

Para el estudio, publicado en la revista Obstetrics &Gynecology, el equipo de Shah revisó los registros de 1.721mujeres tratadas con una ronda de FIV en su centro de atenciónentre el 2007 y el 2010. Todas utilizaron sus propios óvulos.

El equipo halló que las mujeres obesas eran entre un tercioy un 50 por ciento menos propensas que las mujeres con pesonormal a quedar embarazadas, aun tras considerar factores comola edad y la causa de la infertilidad (si era conocida).

De las 1.023 mujeres con peso normal y de unos 36 años deedad, 440 quedaron embarazadas con un solo intento de FIV y 348(el 34 por ciento) tuvieron un bebé.

La posibilidad de quedar embarazadas y de tener un bebé fueun 50 por ciento más baja en el grupo con obesidad extrema(índice de masa corporal o IMC de 40 o superior).

Las mujeres con obesidad moderada tenían menos posibilidadde tener un bebé que aquellas con peso normal, aunque con unadiferencia que no fue estadísticamente significativa.

El estudio, opinó Shah, no demuestra si adelgazaraumentaría la posibilidad de que una mujer obesa quedeembarazada y tenga un bebé por FIV.

"Existen pruebas de estudios previos de que adelgazar elevaesa posibilidad sin tratamiento y reduce el riesgo de tener unaborto u otras complicaciones del embarazo", expresó.

Lograr un peso saludable sería un buen consejo tanto paralas mujeres obesas como con bajo peso.

El equipo observó que las participantes con bajo IMC sonmenos propensas a quedar embarazadas o a tener un bebé que lasmujeres con peso normal, aunque, de nuevo, la diferencia no fueestadísticamente significativa.

FUENTE: Obstetrics & Gynecology, julio del 2011