Publicado:  18.07.2011 07:43 | Actualizado:  18.07.2011 07:43

Tres ejemplos del posible "conflicto de intereses"

Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Standard & Poor’s, 28 de abril de 2010
Tres minutos antes de cerrar la Bolsa

El anuncio de la rebaja a España aceleró la caída de los mercados

En un momento tan crítico como el 28 de abril de 2010 -dos semanas después, la UE emprendería el pacto de ajuste para rescatar Grecia e intentar calmar a los mercados-, Standard & Poor's rebajó la calificación de España y divulgó la noticia tres minutos antes del cierre de la Bolsa, lo que aceleró la caída de la jornada, según describe la querella.

El escrito recuerda que ese día España lideró la caída bursátil de toda la UE (se dejó el 2,99%), acelerada en los últimos minutos, y pide que se investigue por qué S&P decidió difundir su informe en ese preciso momento.Entre los accionistas de la agencia están fondos estadounidenses como Vanguard, Capital Group y BlackRock, algunos de ellos especialistas en apuestas a la baja, que generan ganancias cuando cae la Bolsa. "Debe aclararse si los beneficiados de dicha situación eran o no clientes de S&P", reza la querella. 


"Esperamos que la apelación del prestamista anule la sentencia"

Tras la pionera sentencia de la Audiencia Provincial de Navarra, que ratificaba un fallo en favor de la dación en pago (que la entrega del piso salde la deuda), Fitch emitió una nota de advertencia: “Fitch espera que la apelación del prestamista anule la sentencia inicial. Sin embargo, si la apelación fracasa, daría lugar a un importante precedente material que potencialmente forzaría a revisar sus actuales valoraciones del mercado”.

El prestamista aludido era un banco y las entidades financieras son los principales clientes de las agencias. Además, el accionista de referencia de Fitch, Fimalac, tiene una división inmobiliaria, y Credit Mutuel, que se sienta en el consejo de la agencia, controla el 5% del Banco Popular. Dos semanas después de la nota de Fitch, la patronal bancaria remitió una carta al Gobierno advirtiendo del peligro de la dación en pago esgrimiendo precisamente la nota de Fitch. 


Reventó una cita del Banco de España clave para las cajas

Para el 10 de marzo de 2011 estaba convocada una comparecencia en el Banco de España, clave para las cajas de ahorro, para ofrecer una estimación de las necesidades del sector financiero. Horas antes, sin esperar a los datos oficiales, Moody’s rebajó la calificación de España al considerar que las necesidades del sector financiero ascendían a 50.000 millones, cifra que elevaba hasta 120.000 millones en caso extremo.

La estimación del Banco de España fue de 15.000 millones. Pero la nota previa de Moody’s reventó la comparecencia y aceleró la carrera de las cajas a la búsqueda de financiación, un proceso que, al ser cada vez más desesperado, abarata el precio para los potenciales compradores. Capital Group y Black-Rock, que han mostrado interés en comprar acciones de cajas privatizadas, son accionistas de Moody’s.

PUBLICIDAD

Comentarios