Público
Público

Trichet anuncia una inyección de liquidez extraordinaria a los bancos

El BCE aumentó los tipos previamente en junio y abril

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

¿Habrá compra de deuda pública para salvar a España e Italia de los ataques especulativos?, ¿no habrá compra de deuda pública? El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean Claude Trichet, no ha aclarado nada en la rueda de prensa posterior al consejo de gobierno de la entidad esta mañana, aunque ha lanzado algunas señales que podrían indicar que o bien el BCE está comprando bonos de Estado o lo hará próximamente.

Trichet recalcó que la política sobre compra de bonos no está 'dormida' y aseguró que el programa de compra de deuda pública sigue su curso: 'Nunca dije que estuviera inactivo. Sólo digo que somos totalmente transparentes sobre qué estábamos haciendo y ustedes lo comprobarán en los próximos días. Es un programa en vigor y somos totalmente transparentes'.

La respuesta siguió sin convencer a los periodistas que, como los estados europeos, esperaban que de la reunión del BCE saliera una fuerte señal a los mercados financieros este jueves. Aunque al séptimo intento, Trichet dijo un enigmático: 'No me sorprendería si antes del final de esta rueda de prensa vieran algo en el mercado'.

Lo que sí confirmó Trichet fue una inyección extraordinaria de liquidez para la banca comercial europea durante seis meses. El BCE adjudicará esta operación de refinanciación el próximo 10 de agosto, mediante un procedimiento de subasta a tipo de interés fijo y adjudicación plena.

'No me sorprendería si antes del final de esta rueda de prensa vieran algo en el mercado' Sobre el crecimiento económico de la eurozona, Trichet explicó que los datos que manejan 'indican una ralentización en el ritmo del crecimiento económico en los últimos meses tras una fuerte tasa de crecimiento en el primer trimestre, que se debió a circunstancias especiales', aunque el presidente del BCE auguró un mayor crecimiento para el tercer trimestre del año.

Además, el BCE mantuvo los tipos de interés en el 1,5% como estaba previsto. El Banco ya aumentó los tipos previamente en junio y abril, convirtiéndose en el primero de los principales bancos centrales en subirlos tras la intensificación de la crisis financiera.

El BCE dijo que el tipo de interés de depósitos seguiría en el 0,75% y el tipo marginal en el 2,25%.

Los 'indignados' de Acampada Sol han respondido a las declaraciones del presidente del BCE y han lamentado que este organismo 'intente desviar la atención del cumplimiento de las auténticas responsabilidades que cualquier institución pública debería tener: el interés de la ciudadanía'. Por ello, han manifestado que el Banco Central Europeo 'debe comprar deuda directamente a los estados miembros de la zona euro, bajo petición de sus gobiernos que son, o al menos deberían ser, quienes ejecutan las políticas económicas para servir a la ciudadanía'.