Público
Público

Trichet ve la economía mejor de lo previsto

El presidente del BCE admite el buen ritmo que muestra la reactivación en la eurozona

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Los datos económicos disponibles del tercer trimestre son mejores de lo esperado'. Sin abandonar su habitual cautela, el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, no ocultó su satisfacción respecto a la buena evolución del crecimiento económico de los países de la eurozona, precisamente en un momento en el que muchos cuestionan la fortaleza de la recuperación.

El máximo mandatario de la autoridad monetaria afirmó que la recuperación de la actividad de las economías del euro durante el segundo trimestre fue muy buena y pronosticó que en el tercer trimestre 'será mejor de lo previsto', aunque matizó que 'el segundo semestre del año será menos boyante que el segundo trimestre', por lo que no quiso dejarse llevar por la euforia: 'Estamos en un entorno de incertidumbre en el que la economía de la zona del euro crecerá a un ritmo moderado y desigual, por lo que aún no podemos cantar victoria ni caer en la complacencia'.

Algunos analistas han interpretado las palabras de Trichet como el paso previo antes de iniciar la retirada de las medidas extraordinarias orientadas a inyectar a los bancos comerciales la liquidez que necesitaban para poder hacer frente a la crisis financiera. Sin embargo, el presidente del BCE rehusó hacer comentarios a este respecto, aunque sí adelantó que la próxima reunión que mantendrá el consejo de gobierno del BCE, que se celebrará dentro de un mes, será 'clave' para este asunto.

Además, el banquero francés explicó la conveniencia de mantener el tipo de interés de la zona euro en el 1%, ya que es el 'más apropiado' para consolidar la recuperación económica en los países de la moneda común.

El presidente del BCE tampoco quiso dejar pasar la oportunidad de referirse a los test de estrés en la primera comparecencia que realiza tras la publicación de los resultados de las 91 entidades financieras europeas. 'Los test han sido un éxito y representan un importante paso adelante de cara a restaurar la confianza', comentó Trichet después de destacar 'el rigor y la significativa' transparencia de las pruebas, publicadas el 23 de julio.

Sin embargo, el máximo mandatario del supervisor comunitario mostró su deseo de que, tras los buenos resultados que obtuvieron en las pruebas de estrés, los bancos y cajas de ahorro de la eurozona 'afronten el reto de poner a disposición de las empresas el crédito necesario cuando se produzca el repunte de la demanda'.

En este sentido, Trichet recomendó a las entidades financieras que, para afrontar este desafío, se abstengan, si es necesario, de repartir dividendos y les recordó que pueden acudir a los mercados para fortalecer sus posiciones de capital o recurrir a las medidas de recapitalización implementadas a su disposición por los diferentes gobiernos comunitarios.

Trichet también señaló como algo positivo para consolidar la recuperación de la actividad económica en la zona euro la mejora que han experimentado los mercados financieros, donde se ha duplicado el volumen de negociación.

El presidente del BCE tampoco dejó escapar la ocasión para reiterar a los países de la zona euro que adopten 'con urgencia' planes de consolidación fiscal creíbles dirigidos a restaurar la sostenibilidad fiscal y dotar a las cuentas públicas de un margen de maniobra sufieciente. Además, apostó por flexibilizar los salarios para ajustarse a las situaciones de desempleo y a las pérdidas de competitvidad que sufren algunas economías de la eurozona.