Público
Público

Una trifulca deja al menos 20 muertos en una cárcel de Ciudad Juárez

El enfrentamiento, que ha sido controlado, se produce después de varios días de calma en la localidad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una trifulca en un penal de Ciudad Juárez, ciudad del norte de México considerada la más violenta del país por la acción de los cárteles de droga, ha dejado al menos 20 muertos, según fuentes oficiales.

El enfrentamiento, que comenzó a primera hora de la mañana y ya ha sido controlado, se produce después de varios días de calma en la localidad, tras la llegada de centenares de militares y policías federales para reforzar la seguridad en la zona.

De los 20 muertos, todos reos, 18 perecieron en el interior de la cárcel y dos más en el hospital de la ciudad, al que fueron trasladados y donde permanecen seis heridos en la riña.

Los reclusos que se enfrentaron pertenecen a las pandillas Mexicles, la mayoría de los que murieron, y Artistas Asesinos (AA). En la trifulca los presos utilizaron, al parecer, escopetas de fabricación casera.

Un recluso declaró a un canal de televisión local que algunos reos murieron al ser lanzados por sus rivales desde el segundo piso del edificio, aprovechando que estaban heridos y no se podían defender.

La información sobre lo sucedido fue proporcionada en una rueda de prensa en Ciudad Juárez por Víctor Valencia de los Santos, representante del gobernador de Chihuahua, José Reyes Baeza, en Ciudad Juárez, y Oscar Hermosillo, director del Cereso estatal.

Las autoridades destacaron que no fue un motín sino una trifulca entre presos.

La riña, que duró unas dos horas, concluyó con la intervención de decenas de soldados que entraron por aire desde dos helicópteros y de policías antidisturbios que lanzaron gases lacrimógenos.

Los Mexicles y los AA son dos bandas criminales que en ocasiones anteriores se han enfrentado por la comercialización de droga y de armas dentro del centro penitenciario, por lo que se presume que esa pudo ser la razón de este último enfrentamiento.

Para detener el enfrentamiento, fueron trasladados al penal unos 200 soldados, 100 policías federales y 150 agentes estatales y municipales, apoyados por varios helicópteros del Ejército.

Según el recuento diario que hace la prensa local a partir de partes policiales, desde principios de año hasta el pasado sábado han muerto de forma violenta en Ciudad Juárez 368 personas, lo que da un promedio de seis víctimas diarias, mientras que en 2008 fue de cinco.