Público
Público

La troika pide a Atenas que elimine el salario mínimo

El suelo salarial en Grecia está fijado en los 540 euros, de los más bajos de la UE. El país vive hoy otra huelga general

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Mientras en Bruselas se debatía la entrega del sexto tramo de ayuda para Grecia (que finalmente no llegará hasta noviembre), las malas noticias vinieron para el país del mismo Atenas. En su reunión con el ministro de Trabajo, Yorgos Kutrumanis, los inspectores de la llamada troika (la Comisión Europea, el BCE y el FI) pidieron la eliminación del Acuerdo Colectivo Nacional General de Trabajo, donde se regula el salario mínimo para los trabajadores griegos.

La troika reclama un nuevo convenio donde ya no se establezca un suelo mínimo para los sueldos, lo que, en la práctica, empujaría a la baja las retribuciones en el sector privado. Los representantes de la UE y el FMI plantearon al ministro que lo negocie con los interlocutores sociales y que, si no se llega a un acuerdo, el Gobierno proceda unilateralmente a la abolición de convenio y la reducción del salario mínimo.

El ministro subrayó que debería informar directamente al primer ministro, Yorgos Papandréu, ya que este es un asunto que supera largamente sus responsabilidades. Papandréu declaró ayer que 'no nos convertiremos en India'.

Moody's rebajade golpe tres escalones el rating de Italia

El salario mínimo hoy en día en Grecia es de 540 euros netos al mes (750 brutos); en España está en 641,40 euros brutos. Esta retribución se establece en el Acuerdo Colectivo Nacional General de Trabajo. El vigente, firmado el 15 de julio de 2010, alcanza hasta el 31 de diciembre de 2012 y determina que el salario mínimo crezca anualmente igual que la tasa de la inflación europea. Además, el acuerdo garantiza las dos pagas extras en el sector privado (conocidas en Grecia como 'el 13º y el 14º salario'). La vigencia de este convenio se protege por los artículos 22 y 23 de la Constitución.

El salario mínimo griego se sitúa a la cola de entre los países de la UE. Actualmente, 20 de los 27 estados de la UE tienen fijado oficialmente un suelo para los sueldos; entre ellos, Grecia, España, Portugal, Bélgica y Francia, mientras que se ha establecido recientemente en el Reino Unido (1999) e Irlanda (2000). Alemania es de los países que no lo tiene.

La petición de la troika de eliminar el salario mínimo provocó ayer airadas reacciones por parte de los partidos de oposición y de los sindicatos, en vísperas de la primera de las dos jornadas de huelga general convocadas en protesta por las últimas medidas de ajuste, que afectan al salario, las pensiones y al empleo en el sector público. Los partidos de oposición hablan de pérdida total de la soberanía nacional mientras que los empresarios consideran que la abolición del convenio sería desastrosa para la economía griega. El sindicato Gseé (uno de los convocantes, junto Adedý, de la huelga de hoy y del día 19) calificó la petición de la troika de 'una increíble muestra de audacia'.

La deuda italiana alcanza el 120% del PIB, sólo superada por la griega

Con el paro, Atenas vuelve a quedar sin transporte público, como ya sucediera la pasada semana. A la protesta se suman los controladores aéreos (se han anulado todos los vuelos del día), los médicos, los profesores de educación Secundaria y Bachillerato, los abogados y los trabajadores en todos los puertos del país.

El ministro de Finanzas griego Evángelos Venizelos, recién vuelto de la reunión de ministros de la UE en Luxemburgo, declaró ayer que lo importante es que el Parlamento griego apruebe las nuevas medidas de ajuste antes del 31 de octubre. 'Lo esencial es que Grecia convenza a los mercados', dijo Venizelos, añadiendo que el país puede esperar el sexto tramo de ayuda de 8.000 millones hasta mediados de noviembre, ya que los fondos estatales pueden cubrir las necesidades hasta entonces.

De otro lado, la agencia de calificación Moody's anunció ayer que rebaja el rating de la deuda de Italia tres escalones (hasta el nivel Aa2), por primera vez en casi veinte años, por su elevada deuda y por su débil crecimiento. La agencia calcula que el endudamiento del país alcanzará el 120% a finales de año. 'La magnitud de la rebaja está derivada por el sostenido incremento de la susceptibilidad del país a los sobresaltos financieros debido al cambio estructural en el sentimiento de los mercados sobre los altos niveles de deuda en la zona euro', explicó la agencia.

La decisión de Moody's sigue a la adoptada hace menos de 15 días por Standard & Poor's. El presidente italiano, Silvio Berlusconi, trató de quitar hierro a la decisión de la agencia de calificación, asegurando que ya era esperada.