Público
Público

La troika rechaza la mitad del plan de recortes griego

'Los hombre de negro' aprietan las tuercas a Samaras exigiendo más despidos en el sector público y retrasar la edad de jubilación a los 66 años

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Ha habido mucho diálogo durante todo el verano pero ello no implica que los hombres de la troika (Banco Central Europeo, Comisión Europea y Fondo Monetario Internacional) se lo vayan a poner fácil al Gobierno del primer ministro griego, Antonis Samaras.

Del paquete de recortes de 11.600 millones de euros que tienen que cumplir sólo han dado el visto bueno a la mitad. Este martes el mandatario se reúne en Fráncfort con el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, para analizar la situación.

'Los hombres de negro' han vuelto definitivamente con fuerza de las vacaciones y exigen, según varios medios griegos más medidas que reduzcan el gasto de Atenas casi de forma inmediata.

Para ello han pedido al Gobierno que lleve a cabo más despidos de funcionarios y que aumenten la edad de jubilación de los 65 a los 66 años . Según los enviados de la troika esto supondría un ahorro de 900 millones de euros al año.

Aunque esto no es lo único en lo que se han fijado. Según Ekathimerini , la troika no está nada convencida del plan de Samaras para ahorrarse 2.200 millones al año recortando en inversión pública y la financiación de los entes locales. Y aunque resulte paradójico, tampoco habrían aceptado el ahorro de 457 millones de euros en armamento ya que, según ellos, esto no implicaría un ahorro a largo plazo. 'Estamos tratando de convencerles de nuestra postura. Las discusiones continúan', dijo el ministro de Finanzas Yannis Stournaras.

Por otra parte, este martes se conoció un nuevo ejemplo del desfalco que han llevado a cabo algunos políticos griegos antes del desastre. El Gobierno anunció ayer el hallazgo de varias cuentas secretas y bienes del exministro del Pasok Akis Tsochadzopoulos por un valor de 10 millones de euros.

Según los investigadores, los movimientos de Tsochadzopoulos, que ya estaba siendo investigado, están relacionados con otras siete personas investigadas por corrupción. Entre las notas y recibos inacutados por la Policía constan facturas por 230.000 euros en entradas para el fútbol y un cheque de 100.000 a nombre de un tal Gypsy Bakas, según Athens News.