Público
Público

La troika podría retrasar el informe sobre Grecia hasta después de las elecciones presidenciales de EEUU

UE y FMI pretenderían así evitar cualquier conmoción para la economía mundial antes de la cita electoral, aunque el Gobierno griego lo ha negado categóricamente

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un informe de la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) sobre si la deuda de Grecia es o no manejable podría retrasarse hasta después del 6 de noviembre, debido a que los responsables políticos quieren evitar cualquier conmoción para la economía mundial antes de las elecciones de EEUU, según responsables y diplomáticos de la UE.

El informe de la troika de acreedores extranjeros de Grecia (Comisión Europea, Banco Central Europeo y FMI) se esperaba para octubre, posiblemente antes de una reunión de ministros de Finanzas de la zona euro el 8 de octubre. El estudio proporciona la base para tomar decisiones sobre si se debe desembolsar el próximo tramo de ayuda a Atenas, que de otro modo podría quedarse sin dinero para pagar salarios y pensiones, caer en impagos de deuda y quizás verse obligada a abandonar la zona euro.

Las diferencias dentro de la troika sobre el alcance exacto de los problemas de deuda de Grecia, junto con la presión política para esperar algunas semanas llevarán previsiblemente a que se retrase hasta mediados de noviembre. Mientras tanto, Grecia se mantendrá a flote mediante la emisión de letras a corto plazo, y sus bancos tendrán acceso a fondos de emergencia del banco central griego.

'El Gobierno de Obama no quiere nada a escala macroeconómica que vaya a sacudir la economía mundial antes del 6 de noviembre', dijo un alto cargo de la UE. Sin embargo, un responsable del ministerio de Finanzas griego ha desmentido el retraso. 'Lo negamos categóricamente. No tiene nada que ver con la realidad', aseguró el funcionario. 'Los responsables de la troika reunidos con el ministro de Finanzas en estos momentos también lo niegan', insistió.

Sea como fuere, obligados por la troika, los griegos se retirarán a los 67 años en lugar de hacerlo a los 65, como hasta ahora. Es uno de los principales puntos del nuevo plan de recortes de 11.600 millones de euros que el Gobierno de Antonis Samaras ha estado negociando desde el pasado verano con BCE, FMI y Comisión Europea. Con esa medida, se ahorrarían 1.000 millones de euros al año, según los medios helenos.