Público
Público

El TSXG deja sin calle ni honores al falangista coruñés Juan Canalejo

Su familia recurrió una sentencia que había dado la razón al Ayuntamiento gallego, que le retiró las distinciones por participar en la preparación de la sublevación militar del 36

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El fundador de la Falange en A Coruña, Juan Canalejo, no volverá a tener una calle en su ciudad. El Tribunal Superior de Xustiza de Galiza ha desestimado el recurso de apelación interpuesto por su familia contra una sentencia que había considerado válida y legal la decisión del consistorio gallego de retirarle los honores y las distinciones.

Teniente de Intendencia antes de la II República y amigo de José Antonio Primo de Rivera, Juan Canalejo dio nombre al principal hospital coruñés durante décadas, hasta que en 2008 fue rebautizado como CHUAC.

El informe de una comisión de expertos permitió al Ayuntamiento de A Coruña (durante el mandato del PSdeG y el BNG) quitarle los títulos honoríficos de hijo predilecto y concejal honorario. Pero su hija, María del Carmen Canalejo Lorenzo, rechazó la medida, ya que entendía que su padre no había participado en la sublevación militar de 1936.

El TSXG, en una sentencia del pasado 15 de noviembre (pdf), ha fallado en contra del recurso que pretendía rehabilitar al jefe provincial de Falange, quien fue detenido en Madrid en 1936 y, posteriormente, fusilado en Paracuellos sin haber sido juzgado previamente.

Con ésta ya son tres las sentencias dictadas por el TSXG que amparan las decisiones del Gobierno bipartito coruñés de retirar los honores a militares franquistas y conspiradores contra la República. El BNG, cuyo grupo municipal ha mostrado su 'satisfacción por los fallos positivos', ha recordado que todavía está pendiente la decisión del alto tribunal sobre el recurso de apelación presentado por la Comisión pola Recuperación da Memoria Histórica (CRMH) de A Coruña contra la anulación de la retirada de la distinción de hijo predilecto a José Millán-Astray. El año pasado, sin embargo, otra sentencia del TSXG desestimó el recurso presentado por una asociación de veteranos de la Legión que se había opuesto a la retirada de su estatua de una plaza homónima. La figura del maltrecho general golpista cayó entonces en el olvido de un almacén municipal.

La propia CRMH ha indicado tras conocer el fallo que Juan Canalejo fue 'famoso por sus acciones violentas', como 'hacer tragar gasolina y aceite de ricino a sus víctimas, que solían ser obreros miembros de sindicatos, campesinos o marineros que sufrían palizas y eran abandonados en la calle por los falangistas violentos que él mismo dirigía'.