Público
Público

La UE abre la puerta a una ampliación del fondo de rescate, si hiciera falta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los líderes de la UE abrieron ayer la puerta a ampliar el fondo de rescate para países de la zona euro con problemas de liquidez, en caso de que su dotación de 440.000 millones de euros resultara insuficiente para atender las necesidades de los estados afectados.

"Hasta ahora, se ha utilizado una parte muy pequeña del fondo actual. Hemos utilizado un cuatro por ciento de las posibilidades (para ayudar a Irlanda). Por eso, el problema de su capacidad no se presenta hoy", explicó el presidente del Consejo, Herman Van Rompuy, quien a renglón seguido señaló que los líderes europeos harán "lo que sea necesario para garantizar la estabilidad de la zona euro".

Fuentes diplomáticas explicaron que los líderes europeos consensuaron durante la reunión de ayer una declaración conjunta en la que, sin anunciar la posibilidad de ampliar el fondo, se mandara una señal velada en este sentido.

Sin embargo, a tenor de las palabras expresadas tras la sesión de hoy por Van Rompuy, parece que la formulación se ha suavizado ligeramente y se limitará a reiterar la disposición de los jefes de Estado o de Gobierno europeos de "hacer lo que fuera necesario para garantizar la estabilidad de la zona euro".

Los jefes de Estado o de Gobierno sí formalizaron su apoyo a las acciones tomadas hasta ahora por el Banco Central Europeo para estabilizar los mercados de bonos soberanos, entre las que se cuenta la compra de títulos de los estados afectados.

Según el presidente del Consejo, los líderes expresaron su "apoyo total a la acción del BCE, para garantizar la estabilidad de precios y también para garantizar la estabilidad financiera de la zona euro",

La declaración que se hará pública mañana pretenderá reflejar que las instituciones europeas y los estados miembros tienen "una estrategia conjunta" para luchar contra la crisis.

Por parte de los estados miembros, ésta consiste en sanear las cuentas públicas, impulsar las reformas estructurales destinadas a incrementar el potencial de crecimiento y socorrer a los países con problemas, como ha sucedido con Grecia e Irlanda, explicó Van Rompuy.

A nivel comunitario, las instituciones están inmersas en una reforma del sistema de gobierno económico de la Unión Europea, que se han comprometido en tener listo el próximo verano, así como la realización de una nueva ronda de exámenes de solvencia a las principales instituciones bancarias del continente.

La posibilidad de utilizar el fondo de rescate para funciones distintas a las que fue concebido, como la compra de títulos de deuda soberana de los países con problemas, no fue debatida durante la reunión, según Van Rompuy.