Público
Público

La UE acuerda crear un mecanismo de rescate permanente

Los líderes de los 27 piden a Van Rompuy que explore el marco jurídico para iniciar un mecanismo que pueda rescatar a los países insolventes de la zona euro

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los veintisiete líderes de la Unión Europea están de acuerdo en la necesidad de poner en marcha un mecanismo permanente para hacer frente a eventuales problemas de insolvencia cualquier un país de la zona euro, según informaron hoy fuentes comunitarias. Los gobernantes europeos no han zanjado de momento la cuestión de si ese mecanismo, reclamado por Alemania, requiere o no la reforma del Tratado de Lisboa, como plantea Berlín.

A este respecto, los jefes de Estado o Gobierno de la UE tienen previsto encargar hoy al presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, que 'explore' el marco jurídico necesario para ponerlo en marcha. Van Rompuy deberá trabajar con la máxima celeridad para presentar un informe a los líderes europeos en la cumbre de diciembre, con objeto de que el mecanismo permanente esté listo antes de 2013. En esa fecha caducará la 'facilidad' financiera temporal creada en mayo, cuando la crisis de la deuda pública en Grecia amenazó con arrastrar a otros países como España, Irlanda o Portugal.

Berlín pretende crear un marco estable dentro de la EurozonaEl funcionamiento del mecanismo de rescate debe aún ser definido, en aspectos como cuál sería el papel reservado a los acreedores privados en caso de insolvencia o qué participación tendría el Fondo Monetario Internacional. Berlín pretende, en realidad, crear un marco estable dentro de la Eurozona que permita la casi quiebra ordenada de un Estado. Antes de participar a la cumbre, la canciller alemana, Angela Merkel, explicó que la zona euro necesita 'un procedimiento que implique también a los bancos y a los fondos de inversión', para que 'el contribuyente no cargue con toda la responsabilidad'.

Fuentes comunitarias explicaron que existe consenso entre los Veintisiete sobre la participación del sector privado, pero a ello se opone sin embargo el presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet. Otras fuentes indicaron que también el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durão Barroso, recibirá hoy el encargo de trabajar en el establecimiento de este mecanismo, y de preparar otro informe sobre 'el contenido' de la reforma que se pretende.

Pese a las reticencias de algunos países a reabrir el Tratado de Lisboa, que costó casi una década aprobar, ningún líder se ha opuesto frontalmente a que se lleve a cabo una revisión limitada al establecimiento del mecanismo financiero. La otra exigencia alemana, relacionada con la retirada del derecho de voto a los socios que incumplan las reglas presupuestarias, no contó con ningún apoyo. Especialmente los países 'pequeños' se oponen a un castigo que consideran planeado sólo para ellos.

Merkel llamó por teléfono esta semana a ZapateroSegún fuentes del Ejecutivo de España, la canciller Merkel llamó por teléfono esta semana al presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, para explicarle su punto de vista sobre la necesidad de reformar el Tratado de Lisboa.

Zapatero mostró su comprensión hacia la postura alemana y no descartó una reforma del tratado, aunque recordó las dificultades que supondría.