Público
Público

La UE afirma que a las elecciones nicaragüenses les faltó "transparencia"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La misión de observadores de la Unión Europea (UE) en Nicaragua afirmó hoy que a las elecciones en este país del pasado domingo, en las que fue reelegido el presidente Daniel Ortega, les faltó "transparencia y neutralidad".

El jefe de la misión de observación de la UE, el eurodiputado español Luis Yáñez, presentó hoy en Managua un informe preliminar sobre esos comicios en el que, aclaró, no menciona ningún triunfador, aunque a título personal dijo que Ortega ganó pero bajo algunas anomalías.

"Es indudable que el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) y el señor Ortega han ganado las elecciones", pero "no estoy diciendo que haya ganado con transparencia", explicó.

La UE indicó en su informe que la autoridad electoral "dio repetidas muestras de parcialidad y escasa independencia".

Entre las irregularidades, Yáñez citó la tardía acreditación para que los fiscales de oposición ingresaran en las mesas electorales y la falta de entrega de miles de cédulas de identidad, necesarias para ejercer el sufragio.

Asimismo, el eurodiputado por el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) criticó al Consejo Supremo Electoral (CSE), organizador de los comicios, por vetar la observación de organismos locales, y al Estado de Nicaragua por invitar tardíamente a las misiones internacionales.

Según esa misión, el CSE utilizó un "doble rasero" para acreditar a los observadores locales y permitió que miembros del gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) y de los Consejos del Poder Ciudadano (CPC), afín al Gobierno de Ortega, distribuyera miles de cédulas de identidad para sufragar.

La UE también cuestionó a los jueces electorales por no "emitir regulaciones" sobre asuntos "claves" de los comicios, como el registro de votantes, el ejercicio de derecho al voto, y el recuento del sufragio.

Asimismo, lamentó en su informe preliminar "el deterioro observado en materia de transparencia respecto a las elecciones de 2006", que también ganó Ortega.

En la presentación del informe también participó la eurodiputada Inés Ayala, del PSOE.

Ayala, jefa de la delegación de siete eurodiputados que acompañó a la UE, leyó un comunicado en el que "deploraron" la "inquietud suscitada" por la candidatura presidencial de Ortega, lo que es "motivo de honda preocupación".

"También lamentamos que a pesar de la capacitación técnica facilitada por la cooperación europea, que ha permitido producir todas las cédulas necesarias, estas no hayan sido distribuidas a tiempo" a todas las personas, "creando una división entre ciudadanos de primera y segunda clase", criticó Ayala.

Con el 85,8% de las mesas escrutadas, el CSE declaró ayer vencedor a Ortega con 1.320.619 votos, equivalentes al 62,65%, frente al 30,96 por ciento (652.585 votos) de su principal rival, el empresario de radio Fabio Gadea, de la alianza Partido Liberal Independiente (PLI), que no acepta la derrota y denunció un "fraude inaudito".

"El proceso electoral de 2011 ha transcurrido hasta la fecha de forma generalmente pacífica, pero ha estado dirigido por un Consejo Electoral muy poco independiente y ecuánime, que no ha cumplido con su deber de transparencia y colaboración con todos los partidos políticos", sostuvo el jefe de la misión de la UE.

También "valoró positivamente la fase de votación" en el 85 por ciento de las 559 juntas receptoras observadas, pero admitió una "preocupación" porque solo en el 63 por ciento de esas mesas tuvo la misma "valoración positiva" al momento del recuento del sufragio.

La autoridad electoral "dio repetidas muestras de parcialidad y escasa independencia", remarcó la UE.

La UE también reprochó a la Corte Suprema de Justicia (CSJ) por resolver y admitir con rapidez la polémica postulación de Ortega, pero no "se pronuncia" sobre una solicitud de inhibición contra 51 candidatos a diputados de la opositora alianza PLI, la segunda más votada según los resultados oficiales.

Ortega tiene previsto celebrar hoy con un acto público su "inmensa y contundente victoria", según el Gobierno de Managua, pese a que ningún candidato opositor a la Presidencia ha reconocido los resultados oficiales.