Público
Público

La UE busca sellar un acuerdo con Rusia para supervisar el gas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Unión Europea inició el sábado reuniones con Rusia para sellar un acuerdo de supervisión del gas destinado a permitir la reanudación del suministro del combustible hacia Europa a través de Ucrania, que fue cortado durante días a causa de una disputa contractual.

El primer ministro checo, Mirek Topolanek, dijo a su colega ruso, Vladimir Putin, que permanecería en la región el tiempo que sea necesario para asegurarse de que el gas sea enviado nuevamente hacia Europa.

El líder checo buscaba acordar con Moscú la creación de una misión de observadores rusos, europeos y ucranianos para que supervisen los suministros que pasan por Ucrania, a fin de distender los temores de que Kiev esté quedándose con el combustible para uso propio.

Ucrania ha negado la acusación rusa de que está robando gas destinado a la UE.

"Me quedaré en la región hasta que podamos reanudar los suministros de gas", indicó Topolanek a Putin al comienzo de su reunión.

Mientras, el vicepresidente ejecutivo de la compañía energética ucraniana Naftogaz, Volodymyr Trikolych, arribó a Moscú para negociaciones sobre el tema, y añadió que "ha habido algún progreso".

Afirmó que estaba seguro de que dentro de días o incluso horas se firmará con Rusia un acuerdo para tránsito y abastecimiento de gas.

La disputa entre Moscú y Kiev condujo al peor corte de los suministros de gas a Europa, cerró algunas fábricas en el este de Europa y aumentó los temores en la Unión Europea sobre la confianza a futuro en los envíos de gas ruso.

La disputa ha incrementado las tensiones políticas entre Moscú y Kiev. Rusia acusa a Ucrania de corrupción y de robar gas, y Kiev señala que su vecino busca humillarlo. Ambos niegan las acusaciones.

Moscú amenazó a principios de la semana que cortaría el suministro de gas que pasa por su país vecino debido a los desvíos.

Aunque se restablezca el envío, es muy probable que se reparta sólo a Europa, no a Ucrania, dado que Moscú y Kiev aún deben acordar un precio para el gas, subsidiado desde la era soviética. Rusia ha manifestado en reiteradas ocasiones que Ucrania debe pagar según la tasa del mercado.

La Unión Europea recibe un cuarto de su suministro de gas desde Rusia, del cual un 80 por ciento pasa a través de Ucrania. Hasta el momento, se ha interrumpido el envío a 18 países debido a la disputa.