Público
Público

La Unión Africana condena el golpe militar en Mauritania

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Unión Africana (UA) condenó hoy el golpe de Estado en Mauritania y cualquier "tentativa para tomar el poder por la fuerza", según informó un comunicado de la organización continental.

El presidente de la Comisión de la UA, Jean Ping, tras el derrocamiento del presidente mauritano, Sidi Ould Cheikh Abdallahi, por las Fuerzas Armadas del país, "rechaza totalmente todos los cambios anticonstitucionales de gobierno" y defiende la necesidad de "respetar el orden constitucional", señala el documento.

"La Unión Africana, que en colaboración con la comunidad internacional acompañó el proceso que restituyó el orden constitucional y respaldó la transición que llevó a establecer instituciones democráticas en Mauritania en mayo de 2007, condena el golpe de Estado y demanda la restauración de la legalidad constitucional", añade.

Según la nota, la UA enviará inmediatamente a Nouakchott al Comisionado para la Paz y Seguridad del organismo panafricano, Ramtane Lamamra, a fin de evaluar la situación sobre el terreno y asistir en la promoción de una solución pacífica a la crisis.

Asimismo, el Consejo de Paz y Seguridad de la UA será convocado para considerar la situación creada tras el golpe militar.

Por su parte, el Gobierno de Sudáfrica, la primera potencia económica del continente africano, condenó "enérgica e inequívocamente esa transferencia inconstitucional del poder" en Mauritania.

"Sudáfrica, tal como el resto de la comunidad internacional, nunca ha aprobado el uso de golpes militares para solucionar asuntos políticos y hace un llamamiento para un inmediato retorno a la democracia y el estado de derecho", señala un comunicado emitido en Pretoria por el ministerio sudafricano de Exteriores.

El golpe militar se produjo poco después de que el presidente Abdallahi, detenido ahora junto a su primer ministro, Yahya Uld Ahmed El Waghef, destituyera al jefe del Estado Mayor del Ejército, general Mohamed El Ghazuani, y al jefe de la guardia presidencial, general Mohamed Uld Abdelaziz