Público
Público

Urkullu: "Euskadi no es Perejil, ni un lugar donde clavar signos de conquista"

El PNV convocó una marcha hasta el Gorbea en protesta por la colocación por parte de un grupo de militares de una gran bandera española en la cima

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del PNV, Iñigo Urkullu, ha afirmado hoy en la cima del Gorbea que 'Euskadi no es Perejil, ni un punto estratégico en el que algunos claven su estandarte como signo de conquista' y ha reivindicado que 'no hay patria' que justifique la muerte.

Urkullu ha subido hasta la cruz de hierro ubicada en la cima de dicho monte, acompañado de otros dirigentes y cargos públicos del partido en Vizcaya como Andoni Ortuzar, Josu Erkoreka e Izaskun Bilbao, y de varios centenares de personas que han secundado el llamamiento del PNV y han desplegado una gran ikurriña.

La Ejecutiva del PNV había convocado una simbólica marcha montañera portando ikurriñas al hombro, en señal de rechazo de la colocación por parte de un grupo de militares del Ejercito de Tierra de una gran bandera española en la citada cruz, dentro de una maniobras desarrolladas la semana pasada.

Según ha expuesto Urkullu, el PNV ha subido 'en paz, con respeto a los demás, a la historia y a la naturaleza' y ha asegurado que la marcha no se ha convocado 'contra nadie, ni como provocación de nada'.

Las primeras palabras del presidente del PNV en el Gorbea, han sido para recordar 'a quienes hace más de 70 años dieron su vida por la legalidad y su país en este lugar emblemático por los siglos de los siglos'.

Ha descrito que esas colinas están 'regadas por la sangre de los gudaris que dieron su vida por salvaguardar la dignidad de este pueblo' y ha dicho, 'su testimonio permanente' confieren a los nacionalistas 'serenidad y fortaleza' en su lucha política.

Camino que, según Urkullu, el PNV ha desarrollado siempre 'armado exclusivamente por la voluntad del respeto a todas las ideas y la convicción'.

Ha destacado los elementos simbólicos de la ubicación de la Cruz del Gorbea para decir que: 'El Partido Nacionalista Vasco reafirma hoy, hoy 4 julio de 2009, que no hay patria, ni religión, ni proyecto vital que justifique la muerte'.

Iñigo Urkullu ha señalado que la Euskadi que su partido ansía, es la que 'está orgullosa de su pasado y vinculada a una tradición; en la que el viento y la libertad, como aquí arriba, circulen libres por los cuatro costados para trasladarnos a un futuro mejor'.

Así, ha concluido: 'Hemos subido hasta aquí acompañados de nuestra bandera que no pretendemos colocar en ningún lugar por significado de conquista militar' sino como 'símbolo de un sentimiento noble y vivo'.