Público
Público

Uruguay y Holanda se enfrentarán en un partido histórico

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las selecciones de Uruguay y Holanda disputarán la próxima semana un decisivo partido al que llegan con varias bajas en su plantilla, mientras que todavía resuenan los comentarios sobre sus victorias del viernes que las clasificaron a semifinales.

Uruguay debe hacer cambios obligados debido a contar con dos jugadores sancionados y un probable lesionado, mientras que Holanda sufrió el sábado un susto cuando su delantero Robin van Persie tuvo que acudir al hospital por un golpe en un brazo, pero las pruebas no revelaron una lesión seria.

Holanda venció 2-1 a Brasil tras una sorprendente remontada que eliminó al pentacampeón del mundo, mientras que en el segundo partido del día, Uruguay derrotó a Ghana en la tanda de penaltis tras un dramático empate 1-1 al término de la prórroga.

Pese a las celebraciones por seguir en el Mundial, ambos tendrán bajas importantes de cara al partido que se disputará el martes en Ciudad del Cabo.

Uruguay no podrá contar con el delantero Luis Suárez, que fue expulsado ante Ghana, ni con el defensa Jorge Fucile, que recibió su segunda tarjeta amarilla, mientras que el equipo deberá esperar a la recuperación del capitán Diego Lugano, que se retiró en el primer tiempo del partido de cuartos de final con molestias en una rodilla.

Suárez vio la tarjeta roja a los 120 minutos tras parar el balón con la mano bajo los palos, en una jugada que salvó a su equipo de la eliminación, ya que el ghanés Asamoah Gyan lanzó al larguero el penalti en el último minuto de partido.

"Hicimos un partido bárbaro, entramos a la historia, que disfrute el país como lo disfrutamos nosotros", dijo tras el encuentro el delantero Sebastián Abreu, que marcó el penalti definitivo con un remate a lo "panenka".

"Fuimos creciendo partido a partido hasta encontrarnos entre los cuatro mejores del mundo. La gente ya nos premió, pero como la historia manda vamos a tratar de seguir", añadió el delantero del Botafogo brasileño.

Uruguay llegó a las semifinales de un Mundial por primera vez en 40 años y ahora intentará acceder a la final, algo que no ocurre desde 1950, cuando conquistó su segundo título del mundo.

Las bajas de Holanda después de la victoria ante Brasil fueron mayores, ya que no podrá contar con el capitán Giovani Van Bronckhorst, Nigel De Jong y Gregory Van Der Wiel para el encuentro ante los sudamericanos.

El sábado, Van Persie y Joris Mathijsen se sometieron a unas pruebas médicas tras sufrir sendos golpes en un brazo y en una rodilla, respectivamente, pero los resultados de ambos descartaron lesiones graves y estarán disponibles para el importante partido.

Mathijsen formaba parte del once titular para jugar contra Brasil, pero sufrió unas molestias en la rodilla en el calentamiento previo al partido y tuvo que ser sustituido minutos antes del comienzo.

"No hemos venido aquí para parar en semifinales. Todo lo que estamos viviendo es muy bonito, porque hemos ganado a uno de los favoritos. Pero el campeonato de verdad empieza ahora. Estamos entre los cuatro mejores y sabemos que podemos alcanzar la final", dijo el extremo holandés Arjen Robben.

Holanda se metió en semifinales por primera vez desde 1998.