Público
Público

Vacas transgénicas argentinas ayudan a aumentar producción leche

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Científicos argentinos crearon unatecnología que permite aumentar hasta un 25 por ciento laproducción de leche bovina, al inyectarles una hormona delcrecimiento generada por vacas transgénicas.

Hasta el momento existía otro producto en el mercadoelaborado a partir de una combinación de bacterias paraaumentar la producción láctea, pero el nuevo sistema resultamucho menos costoso.

"Si una vaca normalmente está produciendo 20 litros deleche (por día), cuando se le inyecta esta hormona decrecimiento producida de esta manera, puede estar produciendo24 litros o 25 litros", dijo Andrés Bercovich, gerente deinvestigación y desarrollo de la firma Bio Sidus.

Los científicos lograron desarrollar vacas transgénicas queproducen grandes cantidades de la hormona de crecimiento en lasglándulas mamarias, de donde luego son extraídas para fabricarel producto que se inyectará en vacunos comunes.

"Va a ser un método más económico porque hay toda uninfraestructura menor para la producción y los insumos que seutilizan son sólo los que necesita un animal en el tambo. Estoes diferente a lo que se usa en este tipo de industria, dondecada insumo es muy caro", dijo Bercovich.

"El ahorro viene por muchos lugares, por el tema deinfraestructura, energía, personal e insumos", agregó enreferencia a los costos que involucra producir compuestos porsíntesis química en laboratorios.

La compañía Bio Sidus creó la primera vaca obtenida porclonación de células en el 2002, y desde entonces nacieronnuevos animales clonados y transgénicos con el fin de lograrextraer de su leche hormonas de crecimiento humano e insulina.

El objetivo de la firma es exportar el producto a EstadosUnidos y Latinoamérica, especialmente México, Brasil y Perú,debido a que en Argentina no está autorizada su venta. Pero noprecisó cuando se lanzará al mercado.

"La producción del producto está en una primera etapa en lacual se comprobó que la leche de estos animales ya estáproduciendo la hormona de crecimiento bovina en buena calidad.De aquí a obtener un producto comercializable va a pasar untiempo", dijo.

El proyecto, que comenzó a gestarse en el 2000, demandó unainversión de 7 millones de dólares.