Público
Público

El "vaquero desnudo" de Times Square cumple su amenaza y demanda a una competidora

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Naked Cowboy ("vaquero desnudo") de Nueva York, que toca la guitarra en calzoncillos en plena plaza Times Square, ha cumplido su amenaza y ha demandado a una de sus competidoras, la Naked Cowgirl, para que deje de copiar su imagen, informa hoy el diario New York Post en su edición digital.

Robert Burck, el famoso vaquero que se gana la vida cantando con sombrero vaquero, botas camperas y poco más en ese céntrico lugar de Nueva York, presentó una demanda en un tribunal neoyorquino contra Sandra Kane, a quien acusa desde hace un tiempo de violar sus derechos de imagen y lucrarse con ello.

En la demanda, Burck pide a Kane que deje de posar como una vaquera en biquini en ese mismo punto y la acusa de aprovecharse de su nombre e imagen para ganar dinero, ya que incluso lleva adhesivos del vaquero en su guitarra para atraer a los turistas y promociona falsamente un disco de duetos con él que jamás ha sido grabado.

"No se trata de dinero, sino de preservar la identidad de su marca", aseguró al diario neoyorquino el abogado del Naked Cowboy, Joey Jackson, quien lamentó que su cliente haya puesto "sangre, sudor y lágrimas durante 13 años en crear una marca que ahora Kane adultera y contamina".

A finales de junio, Burck envió una carta a Kane en la que le informaba de que tenía intención de denunciarla si no dejaba de copiarle.

Entonces, el vaquero, conocido también por presentarse en 2009 a la alcaldía de Nueva York, propuso a Kane que cambiara de profesión o firmara un acuerdo de franquicia por el que ésta se someta a la marca "Naked Cowboy", algo a lo que la "vaquera desnuda" se ha negado rotundamente.

Burck tiene su marca registrada y ha establecido un sistema de franquicias por las que los interesados en convertirse en nuevos "vaqueros desnudos" deben pagar unos 5.000 dólares al año o 500 dólares al mes.

El Naked Cowboy aumentó su fama en 2008 cuando presentó una demanda contra el fabricante de chocolates Mars al considerar que uno de los personajes que promocionaban su producto M&M's estaba inspirado en él.

El vaquero pidió entonces a Mars seis millones de dólares al considerar que la compañía que fabrica los chocolates confitados con leche y con cacahuete M&M's no respetó su marca registrada, lo mismo por lo que ahora acusa a Kane, y consiguió que la empresa retirara un anuncio promocional que tenía en su tienda de Times Square.