Público
Público

El Vaticano expresa su "solidaridad" con el cardenal investigado por corrupción

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Vaticano expresó hoy su solidaridad con el cardenal Crescenzio Sepe, arzobispo de Nápoles, del que se ha sabido en las últimas horas que figura en la lista de investigados por la supuesta trama de corrupción vinculada con la organización de la cumbre del G8 de la isla de La Magdalena.

En declaraciones a Radio Vaticano, el portavoz de la Santa Sede, Federico Lombardi, quiso expresar este domingo su "estima" hacia el prelado, al tiempo que aseguró que Sepe colaborará con la Justicia italiana para aclararlo todo.

"Lo primero de todo, quiero transmitir una palabra de estima y de solidaridad hacia el cardenal Sepe, en este momento difícil. El cardenal Sepe es una persona que ha trabajado y trabaja para la Iglesia y para el pueblo que le ha sido encomendado, de modo intenso y generoso, y tiene derecho a ser respetado y estimado", dijo Lombardi.

"Después, naturalmente, todos esperamos -y confiamos en ello- en que la situación se aclare completa y rápidamente, para eliminar todo tipo de sombras, ya sea sobre su persona o sobre las instituciones eclesiásticas", añadió.

El portavoz vaticano insistió en que el arzobispo de Nápoles colaborará con la Justicia como él mismo afirmó este domingo a la salida de una misa en la sureña localidad italiana.

"Naturalmente hará falta tener en cuenta también los aspectos del procedimiento y de los perfiles jurisdiccionales implícitos en las correctas relaciones entre la Santa Sede e Italia, que puedan eventualmente estar relacionados con este asunto", apuntó Lombardi.

Los medios de comunicación italianos informan hoy además de que Sepe, cuyo nombre apareció en las últimas horas como investigado junto al de Pietro Lunardi (ex ministro de Silvio Berlusconi), dispone de pasaporte diplomático vaticano, lo que podría suponer un problema de cara a la investigación judicial.

La Fiscalía de Perugia investiga tanto a Sepe como a Lunardi bajo la hipótesis de corrupción por su posible vinculación con las actividades ilícitas de personajes pertenecientes a la supuesta trama corrupta del Grupo de los Ocho (G8), entre ellos el empresario Diego Anemone y el ex presidente del Consejo de Obras Públicas Angelo Balducci.

La investigación al cardenal llega por la reestructuración y venta de algunos inmuebles en 2005 pertenecientes a la "Propaganda Fide", la Congregación de la Santa Sede para la Evangelización de los Pueblos de la que era prefecto, operaciones en las que pudo participar de modo ilícito Anemone a cambio de favores al prelado.

Crescenzio Sepe y Pietro Lunardi son dos nuevos nombres que añadir a la larga lista de investigados por la supuesta trama corrupta para la organización de grandes eventos en Italia, entre ellos la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno del G8 en La Magdalena, que finalmente se celebró en L'Aquila tras el seísmo de abril de 2009.

El caso comenzó cuando la Fiscalía de Florencia realizó unas escuchas telefónicas por una supuesta irregularidad en la urbanización de un área de la capital toscana, en la que está implicado un arquitecto que supuestamente iba a encargarse de una de las obras para la cumbre del G8.

Gracias a las palabras de ese arquitecto las autoridades judiciales pudieron tirar del hilo y comenzar a investigar la concesión de las obras del G8 de La Magdalena, sobre las que se pudo llevar acabo un aumento ilegal de los costes.

El pasado 4 de mayo, el ministro de Desarrollo Económico italiano, Claudio Scajola, anunciaba su dimisión después de que estallara el escándalo por la hipotética compra del apartamento en el que vivía en Roma con dinero negro proveniente de Anemone.