Público
Público

Venezuela y Siria refuerzan su "alianza geoestratégica" en la visita de Chávez

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Venezuela y Siria dieron hoy nuevos pasos para reforzar su "alianza geoestratégica" con una serie de acuerdos conjuntos, que incluyen la integración de Siria en el ALBA, como miembro observador, para estar más presente en Latinoamérica.

Los acuerdos fueron firmados durante la visita oficial a Damasco del presidente venezolano, Hugo Chávez, que llegó a Siria como parte de una gira internacional que antes le llevó a Irán y que después seguirá en Libia.

En una rueda de prensa conjunta con el presidente sirio, Bashar al Asad, Chávez insistió en que Siria y Venezuela buscan crear un "nuevo mundo" que implicará "la caída de la hegemonía imperialista".

El presidente venezolano, sentado al lado de Al Asad en un salón del palacio presidencial de Damasco, llegó a decir incluso que la extinta Unión Soviética "no desapareció", sino que "se transfiguró".

Chávez, que en la primera parte de su gira visitó Rusia, Bielorrusia y Ucrania, se refirió a esas naciones como "hijos e hijas" de la antigua Unión Soviética. "¿Cómo va a desaparecer algo tan gigantesco?", insistió el presidente venezolano.

En una reunión previa con empresarios de los dos países, Chávez expresó esta mañana su deseo de forjar "una alianza geoestratégica de grandes proporciones entre Siria y Venezuela".

"Tenemos casi todas las condiciones para crearla", añadió.

Y junto a Al Asad, hizo hincapié esta noche en la necesidad de buscar una alternativa internacional "al mundo que se quiso imponer, sobre todo después de que cayó la Unión Soviética y se levantara la bandera unipolar".

Al Asad, en una intervención previa, anunció que había firmado con Chávez un acta de integración de Siria como "miembro aliado" del ALBA, con el fin de reforzar su presencia en el Caribe y en Latinoamérica.

Ese paso, agregó el gobernante sirio, "fortalecerá la relación de Siria en el ámbito sudamericano".

Siria es uno de los principales aliados de Venezuela en el mundo árabe. La de ahora es la tercera visita oficial que realiza Chávez a este país, y tiene lugar un año después de la que cumplió el 3 y 4 de septiembre de 2009.

Los dos mandatarios dijeron que en sus conversaciones, que se prolongaron por varias horas, habían hablado de temas como el proceso de paz en Oriente Medio, y Al Asad aprovechó para acusar a Israel de no ser sincero en sus esfuerzos de paz.

"Israel ni está preparada ni quiere llegar a la paz (con los palestinos). En lugar de eso está tomando acciones tácticas para convencer al mundo de que el proceso es un intento fracasado", agregó el presidente sirio, uno de los líderes más críticos hacia Israel.

En sus declaraciones, los dos jefes de Estado insistieron en la necesidad de que se pongan en práctica los acuerdos firmados en anteriores ocasiones.

Damasco y Caracas tienen suscritos una treintena de convenios en distintas áreas, firmados desde la primera visita de Chávez a Siria, en agosto del 2006, y hoy también fueron rubricados nuevos acuerdos para reforzar los lazos en áreas como ferias comerciales, lucha contra el narcotráfico, financiación y transporte marítimo.

Al respecto, Chávez, apoyándose en un mapa, explicó que la distancia que tienen que recorrer los productos venezolanos que llegan hasta Paraguay, por ejemplo, es igual que la que hay entre las costas venezolanas y las sirias.

Como fruto de esta cooperación, la llegada de Chávez a Damasco coincidió con la salida de un primer cargamento por vía marítima de aceite de oliva hacia Venezuela, que sigue a otro anterior fletado por avión.

Al recordar ese caso, Chávez dijo que el aceite de oliva sirio "es el mejor del mundo", mientras Al Asad sonreía a su lado, un gesto poco habitual en el presidente de Siria.

Los dos mandatarios, por otra parte, reconocieron que hay retrasos en la instalación de una refinería para tratar 140.000 barriles de crudo diario, con el fin de satisfacer la demanda siria de combustibles.

Chávez hizo votos para que la refinería, que se levantará en la ciudad siria de Homs, en el oeste del país, pueda estar terminada dentro de dos años, y anticipó su deseo de inaugurarla tras las elecciones presidenciales del 2012.

"Bashar, vamos a celebrar nuestra victoria en la refinería", dijo Chávez a su colega.