Público
Público

El VEO arranca con un 12% menos de presupuesto y la misma apuesta por el riesgo escénico

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La octava edición del festival València Escena Oberta (VEO) arranca este miércoles con un presupuesto inferior en un 12% al de 2009, debido al plan de austeridad del Ayuntamiento, pero con suficientes estrenos y apuestas arriesgadas como para seguir siendo referente del mejor teatro contemporáneo.

Hasta el 21 de febrero, doce propuestas artísticas bajo el lema común de "Realidad y Ficción" se disgregarán por distintos espacios de Valencia -entre naturales, escénicos y viarios- para convertir a esta ciudad en un gran laboratorio artístico donde confluyan proyectos experimentales, fábulas humano-vegetales, proyecciones futuribles y experiencias migratorias.

Con un presupuesto total de 800.000 euros, el octavo VEO ofrecerá como principales reclamos dos propuestas que se verán por primera vez en España: "Les Gûmes", de la compañía francesa Le Phun, y "Tierra de nadie", del holandés Dries Verhoeven, una apuesta por el compromiso social que aborda el drama de los refugiados políticos.

Asimismo, destacan el "Obludarium" de los Forman Brothers, "Yo en el futuro" de Federico León o las "Experiencias con un desconocido" de la compañía barcelonesa de danza Sònia Gómez, junto a "La timidezza delle ossa" de los italianos Pathosformel o la "Bonanza" de los belgas Berlin.

El espectador también podrá aprender de la historia que la valenciana Gabi Ochoa cuenta en "Mi camiseta, sus zapatillas, tus vaqueros" o ser partícipe, llevándose su propia silla plegable y sus viandas, del almuerzo colectivo en el puente de la Mar que ha diseñado el colectivo Desayuno con Viandantes.

Asimismo, se ofrecerán dos fiestas en sendos clubes, y cursos y talleres sobre las estéticas contemporáneas para despertar el "espíritu crítico" del público.

El Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM), la sala Zircó, el teatro El Musical, los jardines de Viveros, el Mercado de Campanar, el parque de Benicalap y la estación del Norte son algunos de los lugares elegidos para que los espectadores puedan disfrutar de las propuestas de la "máquina muy compleja y sensible" en que según su directora artística, Mariví Martín, se ha convertido el VEO.

A su juicio, la de este año es "una de las ediciones más arriesgadas" que recuerda haber organizado por la complejidad de la mayoría de los montajes y por las "experiencias vitales" que se pretenden generar entre el público, manteniendo el nivel de "riesgo artístico" con que nació el festival.

En una rueda de prensa celebrada en el parque de Benicalap, donde los franceses Le Phun ultiman los detalles de su particular universo vegetal, la concejala de Juventud, Beatriz Simón, ha asegurado que el VEO ha logrado convertirse en "una de las citas más importantes en España del teatro contemporáneo".

Preguntada sobre la bajada presupuestaria de este año, Simón ha recalcado que desde el Ayuntamiento se ha hecho "un esfuerzo muy importante para que la calidad no se viera mermada" y por ello, no se han hecho invitaciones físicas -solo a través de correo electrónico- ni se han organizado cócteles o recepciones oficiales.