Público
Público

El vestido blanco de Marilyn se subasta por 4,6 millones de dólares

La pieza de la película 'La tentación vive arriba' se convirtió en la estrella de la subasta de la colección personal de Debbie Reynolds

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Corría el año 1955 cuando Marilyn Monroe sedujo a medio mundo en la famosa escena del metro de La tentación vive arriba. Casi medio siglo después de la misteriosa muerte de la actriz, aquel famoso vestido ha sido subastado por 4,6 millones de dólares, unos 3,2 millones de euros.

La falda que luce la rubia de oro se eleva hasta el aire dejando al descubierto sus piernas, una escena para la historia del séptimo arte ideada por Billy Wilder, director de la cinta. No es de extrañar, que ese vestido se convirtiera en la estrella de la subasta de recuerdos de Hollywood, que celebró anoche la casa de subastas Profiles in History, en Calabasas en California.

Esta fue la primera parte de la venta de objetos de la colección privada de la actriz Debbie Reynolds, que incluye 3.500 vestidos, 20.000 fotografías originales y varios cientos de pósters de películas y objetos relacionados con la industria. Durante años, legendaria estrella ha ido atesorando trajes y otros artículos cuando los estudios de Hollywood venden o vacían sus almacenes.

Pero la venta de los artículos por cifras desorbitadas no acaba ahí: el vestido rojo de lentejuelas que Monroe lució en Los caballeros las prefieren rubias fue subastado por 1,2 millones de dólares, unos 800.000 euros, según recoge informa la cadena CBS y el de la cinta Río sin retorno fue vendido por 510.000 dólares, unos 356.000 euros.

Pero las prendas de Marylin no fueron las únicas protagonistas de la noche. También se subastó el vestido de algodón azul con lunares usado por Judy Garland en sus dos primeras semanas de rodaje como Dorothy, en El mago de Oz, que alcanzó los 910.000 dólares, unos 635.000 euros, diez veces más de lo esperado.

El bombín de Charlie Chaplin recaudó 110.000 dólares, unos 76.000 euros, mientras el uniforme de Gary Cooper en El sargento York se vendió por 55.000 dólares, unos 38.000 euros, su rifle se adjudicó por 19.000 dólares, unos 13.000 euros.

Otra de las curiosidades de la venta fue la armadura que lució Ingrid Bergman cuando encarnó a Juana de Arco en la película homónima, que alcanzó los 50.000 dólares, unos 35.000 euros.

Mientras que el traje de amazona que vistió una jovencísima Elizabeth Taylor en National Velvet, comprado por 60.000 dólares, unos 42.000 euros. La segunda parte de la subasta tendrá lugar en diciembre de este año.