Público
Público

Un vestido hecho con material de campaña deslumbra en la noche republicana

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los sombreros de vaquero marcaron la noche electoral republicana en Phoenix, donde un vestido de diseño casero fabricado con material de la campaña electoral de John McCain se convirtió en la estrella de la velada.

Los seguidores del senador republicano echaron mano de su tradicional sombrero de "cowboy", típico del lejano oeste y la región del Gran Cañón, como complemento de su indumentaria de gala para asistir a la "Noche de la Victoria 2008", como la denominó el equipo de McCain.

Los más jóvenes optaron por las habituales gorras, eso sí decoradas con un sinfín de chapas con el nombre de McCain y Palin.

Tampoco faltaron las camisetas oficiales de la campaña electoral que se vendían por 15 dólares en la entrada del recinto, donde también se podían conseguir las chapas por cinco dólares.

La más original, sin duda, fue Linda Miracle, una entusiasta seguidora del candidato republicano que acudió vestida con un traje de plástico hecho en casa con carteles de la campaña de McCain.

"Tenía grandes carteles y temía que alguien lo robase o lo rompiese, así que pensé en utilizarlo y hacer una loca falda unida por cinta adhesiva y todo decorado con un cinturón con estilo (que tenía en el frontal un letrero luminoso en el que leían los nombres de los candidatos republicanos)", dijo Miracle a Efe.

Su diseño atrajo a una multitud de periodistas que la entrevistaron como a una famosa de las revistas del corazón, lo que llenó de satisfacción a la votante.

"Solo tardé cuatro horas en hacerlo, ¡es de plástico!", comentó entre risas antes de anunciar en broma que cuando pase la jornada electoral se lo enviará a "Michelle Obama".

El senador demócrata "no tiene experiencia y no necesitamos experimentos durante los próximos cuatro años", manifestó.

"McCain es genial, es como un héroe para mí", sentenció.

Algunas familias acudieron juntas al evento, padres e hijos vestidos con el uniforme oficial de McCain-Palin, camiseta y chapas oficiales, como los Statman.

La mayor de las hijas, Tamara, de 12 años, explicó que aunque aún no tiene edad para votar, "McCain debe ganar porque Obama va a arruinar la economía".