Público
Público

El vicepresidente iraquí suní allana el camino a los comicios al retirar el veto a la Ley Electoral

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El vicepresidente iraquí suní, Tareq al Hashemi, no vetará la enmienda a la Ley Electoral aprobada la pasada medianoche por el Parlamento iraquí, según un comunicado de su oficina dado a conocer hoy, con lo que allana el camino a la celebración de las elecciones el próximo año.

"Al Hashemi, presidente de la Lista de Renovación, decidió retirar el veto que había presentado ayer ante el Consejo Presidencial" y calificó la nueva ley de "justa", aseguró el portavoz del líder suní, Shaker Kutab, citado en la nota.

"La nueva Ley Electoral, que ha sido aprobada por unanimidad, reconoce los derechos de las minorías y de los expatriados", dijo Al Hashemi, que forma parte del consejo presidencial, que antes de dar su beneplácito a la ley forzó la introducción de varias enmiendas.

El Parlamento iraquí decidió al filo de la medianoche aprobar una nueva enmienda a la Ley Electoral, por la que la próxima Cámara Legislativa contará con 325 escaños en lugar de los 323 que recogía la normativa electoral, con lo que se facilita la celebración de las elecciones generales de 2010.

Según fuentes cercanas a las votaciones, tanto la misión de la ONU en Irak, como la embajada estadounidense en Bagdad ejercieron una gran presión para garantizar el consenso político.

Asimismo, desde ambas misiones diplomáticas se ha instado a la Comisión Electoral de Irak a que convoque los comicios para el próximo febrero, en lugar de a mediados de enero como estaba previsto, según las mismas fuentes.

La normativa que regulará los comicios de 2010 fue aprobada por el Parlamento el 8 de noviembre pasado, pero no recibió el apoyo de Al Hashemi, que decidió vetarla.

Otro texto, con algunas modificaciones, obtuvo la luz verde el 23 de noviembre pasado, pero Al Hashemi tampoco lo respaldó y amenazó con vetar de nuevo la legislación.

De la celebración de esos comicios, cuya fecha podrá fijarse de nuevo al haber desaparecido los principales escollos a la aprobación de la Ley Electoral, depende el calendario fijado por EEUU para la retirada progresiva de sus tropas en Irak.