Público
Público

El vicepresidente suní de Irak reitera su rechazo a la ley electoral

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El vicepresidente suní de Irak, Tarek al Hashemi, mostró hoy su rechazo a la ley electoral aprobada la semana pasada por el Parlamento y que para entrar en vigor debe ser rubricada por el Consejo presidencial, formado por el presidente del país y los dos vicepresidentes.

Dos días después de solicitar que la representación parlamentaria asignada a los iraquíes para las elecciones del próximo 21 de enero suba al 15 por ciento, frente al 5 por ciento fijado, Hachemí reiteró su rechazo a la ley, aunque no descartó que se pueda encontrar una solución.

"Confío en que este vacío sea tratado por el Consejo presidencial (del cual Hachemi forma parte). Tengo cuatro o cinco reservas sobre esta ley", dijo el líder suní en una rueda de prensa celebrada en Bagadad.

El lunes, en un comunicado emitido por su oficina, Hashemi señaló que "la actual ley electoral, lamentablemente, no es justa para un amplio sector de los iraquíes en el extranjero y los que fueron obligados a abandonar el país en contra de su voluntad, es decir los desplazados al exterior", unos cuatro millones de ciudadanos.

En su opinión, "la ley en su forma actual no podrá ser aprobada" en el Consejo Presidencial, integrado por el presidente, el kurdo Yalal Talabani, y sus dos vicepresidentes: Hashemi (suní) y Adel Abdel Mahdi (chií).

Las enmiendas a la ley electoral, que se aprobaron la semana pasada tras meses de negociación, deben ser refrendadas ahora por el Consejo Presidencial.

Las duras críticas de Hashemi coinciden con las amenazas proferidas ayer por el Gobierno de la región autónoma del Kurdistán iraquí de boicotear las elecciones generales si no se revisa el número de escaños que corresponde a cada provincia.

"En caso de que no se revise la cuestión de la asignación de escaños por provincia, el pueblo del Kurdistán se verá obligado a no participar en estas elecciones", aseguró ayer Fuad Husein, presidente del gabinete de la presidencia del Kurdistán.